Headlines
  • RSS
  • Email
  • Facebook
  • Twitter
  • G+
  • Youtube

Ni tanto, ni tan calvo

Compartir:

Se han hecho, se hacen y posiblemente se harán muchas valoraciones de la primera temporada de Tito Vilanova como entrenador del Barcelona, y hay dos hechos que la marcan inevitablemente a la hora de juzgarla, uno espectacularmente positivo y el otro dolorosamente negativo, como son el récord de la Liga ganada con 100 puntos (igualando a la de Real Madrid de José Mourinho) y la eliminación en la UEFA Champions League por un marcador global de 7-0 ante el Bayer de Munich

Hay barcelonistas que sienten que esa durísima derrota ante los alemanes, sumada al delicado estado de salud de Tito Vilanova que le impidió estar con el equipo casi media temporada, pesan demasiado como para seguir confiando en el entrenador como el más adecuado para estar sentado en el banquillo blaugrana.

Todos sabíamos que cualquiera que viniera después de Pep lo iba a tener muy complicado para convencer a los aficionados, y aún así, Vilanova ha conseguido algo que nunca Guardiola llegó a lograr: 100 puntos en la mejor liga del mundo (si les parece otro día discutimos sobre porqué es mejor que la Premier). Sin embargo, tampoco podemos olvidar que ante el Bayer al Barça se le vió que la eliminatoria le quedaba grande, y eso es algo que NUNCA había pasado con Pep en el banquillo. La semifinal contra el Munich será recordada como una eliminatoria donde el F.C.Barcelona no tuvo en ningún momento opción de superarla, algo a lo que los barcelonistas no están acostumbrados en los últimos años. Y no és sólo eso. Para ser justos habrá que decir que ante el AC Milan y el PSG se pasó demasiado mal para superarles, y seamos sinceros, los italianos son un equipo mediocre y los franceses tienen 4 grandes jugadores y poquito más.

¿Cómo juzgar una temporada donde en la Liga consigues un récord de puntos pero en la Champions el rendimineto del equipo deja mucho que desear? Pues es muy complicado, tremendamente difícil. Lo que vean la botella medio llena dirán que la Liga no es nada fácil de ganar y que el récord de los 100 puntos no se consigue todos los días, y los que la ven medio vacía dirán que en la competición más importante de clubes no puedes nunca dar la sensación de que no tienes opción de superar a tu rival en una eliminatoria, ni dejar que equipos como el Milan de hoy en día te meta un 2-0 en San Siro, o que acabes pidiendo la hora ante el Paris Saint Germain.

La mejor solución pasa por dejar a Vilanova trabajar como poco otro año más, siempre y cuando él se sienta de verdad con fuerzas, energía y salud suficiente para poder estar en el banquillo del Barça. Hay que darle tiempo para que demuestre si está realmente capacitado para llevar uno de los vestuarios más complicados del mundo. Es por ello, que este año va a ser definitivo para su futuro. Si sigue logrando títulos, y la salud le respeta, tendremos Tito para rato. Si no consigue ganar nada, la losa de Guardiola se hará aún más pesada y la paciencia acabará por agotarse. Y es que Pep “malacostumbró” a los seguidores y directivos a ganar títulos, jugar de manera espectacular y elevar al club al Olimpo del fútbol mundial, entrando en los libros de Historia como uno de los mejores equipos jamás vistos tras ganar 6 títulos en la misma temporada. Pero que nadie se engañe, eso además de excelencia futbolítsitca conlleva un factor externo de suerte, muy probablemente esa que dicen que acompaña a “los campeones”, que hace que esa gesta sea tremedamente difícil de repetir.

Lo único que es innegocaible y además no debería suponer un gran problema es recuperar la identidad del equipo en el sentido de que no puede ser un conjunto que se vea desbordado o incapaz de ganar en ningún partido, ni de Liga, ni de Champions. Perder se puede perder, por supuesto. De hecho sin derrotas no habría victorias, ni estas útlimas se valorarían como se merecen. Pero el equipo tiene que dar la cara siempre, ante cualquier rival y cualesquiera que sean las circunstancias. Para eso es el F.C.Barcelona, y por ello jugadores deseados por todos los clubs del mundo acaban decidiendo que quieren ir a la Ciudad Condal, como acaba de pasar con Neymar.

Tampoco seamos ilusos, Neymar es muy bueno pero no es la solución para que el equipo vuelva a ser cien por cien competitivo en todos los terrenos. Para eso hace falta renovar la defensa, y aunque se hable de que lo único que se necesita es un central, si se mira la plantilla detenidamente parece más que evidente que una sola incorporación en la línea defensiva sería dejar de nuevo al equipo con un número de efectivos bastante reducido que derivará en aquello de “es que tenenos una plantilla muy corta” en cuanto se pase el meridiano de la temporada.

Si hay que fichar, y para jugar en 3 competiciones de máximo nivel es evidente que faltan cosas, hay que hacerlo ahora. Cuanto más se tarde en incoporar a alguien, más costará traerlo tanto por precio como por planificación. Menos mal que Neymar se hizo antes de la Copa Confederaciones, porque después habría costado fácilmente 20 millones de Euros más.

Marcelo Méndez Mingot

Publicado por Barcelona Noticias el 11.7.13. Etiquetas , , , . Puedes seguir todas las respuestas de esta noticia en RSS 2.0.

Próximo partido del FC Barcelona

FC Barcelona vs Ajax - UEFA Champions League J3

Últimas noticias del FC Barcelona

Entradas - Tickets FC Barcelona

Entradas / Tickets FC Barcelona. Ya puedes comprar entradas para todos los partidos de la temporada.

Resultados y clasificaciones

Aplicaciones para iOs y Android

Sigue FC Barcelona Noticias en tu móvil y tablet