El Barça, afectado por polémicas claras

Los 4 graves errores arbitrales que le darían al Barça la Liga

Una de las dos manos claras de Bruno Soriano en el Villarreal-Barça
20/05/2017

Sin centrarnos ya en los veintiún partidos en los que el Real Madrid se ha visto beneficiado esta temporada por los árbitros en LaLiga Santander 2016-2017, hay cuatro partidos en los que los de negro penalizaron claramente al Barça en sus actuaciones

Esta Liga Santander 2016-2017 da para escribir una novela de varios tomos en cuanto a la especial actuación de los árbitros en las 37 jornadas disputadas hasta la fecha. Después de haber recogido los veintiún encuentros en los que el Real Madrid se ha visto beneficiado, de forma mucho más clara o menos, gracias a las polémicas arbitrales en su favor, recuperamos cuatro encuentros con los que el FC Barcelona ya sería campeón de Liga.

Los azulgranas han sufrido cuatro claros robos en el campeonato estatal que, sumados los puntos, les darían como ganadores desde hace varias jornadas. Dos duelos como visitantes en el Benito Villamarín y La Cerámica, y otros dos en el Camp Nou, fueron testigos de los desagravios.

El sonrojante gol fantasma del Betis-Barça (1-1)

El FC Barcelona empataba de forma agónica y muy injusta en el Benito Villamarín, con un gol fantasma que entró medio metro dentro de la portería, pero que ni el árbitro Hernández Hernández ni sus asistentes decidieron dar por válido para que subiera al marcador. También llamó la atención el hecho de que, pese a las constantes interrupciones y los seis cambios realizados, el colegiado tan sólo colocara tres minutos de añadido al encuentro. Ese gol habría dado dos puntos más a los culés.

Dos manos clamorosas de Bruno en el Villarreal-Barça (1-1)

En el duelo que tuvo lugar en La Cerámica, Villarreal y FC Barcelona empataron a uno. Sin embargo, antes del final se produjo un clarísimo penalti de Bruno Soriano por manos dentro del área, al desviar un disparo de Leo Messi que iba directo a puerta. El colegiado Iglesias Villanueva no lo vio -o no lo quiso ver- y no señaló la pena máxima ante las protestas culés.

Poco después, Mascherano y de nuevo Bruno Soriano volvieron a cometer manos dentro de sus respectivas áreas, pero de nuevo Iglesias Villanueva no pitó, dejando al Barça sin dos penaltis a favor y al Villarreal sin otro. En caso de haber sido señalados (y anotados), otros dos puntos que volaron.

Falta de Ramos a Mascherano en el 1-1 del Barça-Madrid

En el Clásico de diciembre entre FC Barcelona y Real Madrid, el árbitro se comió una falta clarísima que habría cambiado el desenlace de esta Liga Santander 2016-2017. En el último minuto, Sergio Ramos anotaba el tanto del empate a uno en el Camp Nou. Un gol que no debió de subir al marcador pues, tal y como pudo verse en directo, el defensa le hizo una clara falta a Mascherano, evitando que pudiera saltar. Dos puntos menos para el Madrid y dos más para el Barça que lo habrían decidido todo.

La actuación de De Burgos Bengoetxea en el Barça-Málaga (0-0)

El colegiado De Burgos Bengoetxea y sus asistentes perjudicaron claramente al FC Barcelona. Primero señalando un fuera de juego inexistente de André Gomes en una jugada que acabó con gol de Gerard Piqué, a falta de poco menos de diez minutos para el final. Justo después, con un claro penalti cometido sobre Gerard Piqué por agarrón, y que no fue señalado por el árbitro. Las protestas de los jugadores culés no sirvieron de nada, y poco a poco la desesperación dominó el juego de un Barça que asedió al Málaga, pero sin suerte. Dos puntos más... ¿Cuántos van ya? Pues ocho unidades, nada más y nada menos, que unidas al los dos menos del Madrid, harían una ventaja actual de siete puntos en la clasificación actual. Y eso sin contar los otros favores a los merengues.

Extra: El gol mal anulado a Juanmi en el Real Sociedad-Barça (1-1)

Pero si hay que ser justos, habría que recordar que a la Real Sociedad le anularon un gol legal de Juanmi por supuesto fuera de juego en el empate a uno del Barça en Anoeta. Un tanto que habría significado un punto menos para el Barça que, aún así, habría ganado ya la Liga con seis puntos de diferencia.