JORDI ALBA, MUY CLARO

"He tenido ofertas, pero dónde voy a estar mejor?"

Jordi Alba aplaude a la afición tras el partido contra la Real Sociedad
16/07/2017

El lateral izquierdo titular del FC Barcelona ha concedido este domingo una interesantísima entrevista en "Mundo Deportivo" donde ha hablado de su situación personal en el club, los posibles fichajes y cómo afronta la nueva temporada con Valverde

Interesante entrevista la que ha concedido Jordi Alba este domingo en "Mundo Deportivo". Sincero, maduro y reflexivo, el lateral español explica cómo se siente en el Barça y qué cree que se necesita para mejorar el nivel competitivo. Apuesta por Verratti y Paulinho como dos jugadores con perfil azulgrana. 

"Verratti es muy completo. Técnicamente es muy bueno y tiene un trabajo defensivo importante. Por otro lado, Paulinho es un jugador de corte defensivo que sabe tocar el balón y tiene llegada. Es muy interesante", ha analizado Alba, que será otra vez el lateral titular por delante de Digne salvo sorpresa. 

"Siempre hay ofertas, pero yo no quise escuchar nada"

Aunque para él, el mejor fichaje es la renovación de Messi: "Es un jugador único que a nosotros nos hace mejores. Es un líder en el campo y en el vestuario, en lo personal un compañero fantástico y para mí y para todo el mundo es el mejor fichaje que uno pudiera tener.

Siempre que hay nuevo entrenador la ambición crece: "Queremos hacer una gran temporada sabiendo que la anterior no fue del todo buena en cuanto a títulos. Estoy convencido de que irá mucho mejor", ha comentado el lateral izquierdo, que cumplirá su sexta temporada como jugador culé. 

Y confía en Valverde por todas las referencias que ha tenido: "He tenido compañeros como Aduriz, que estuvo en el Valencia con él y ahora lo ha tenido en el Athletic, y me ha hablado perfectamente de él, maravillas, y ya no sólo como entrenador sino también por el trato humano que tiene y eso para mí es fundamental".

Su relación con Luis Enrique

Alba tuvo que vivir varias suplencias la pasada temporada, algo inédito hasta entonces. Tuvo que aceptarlo, no queda otra, aunque no acabó de entenderlo. Sin embargo, su relación con el técnico asturiano siempre fue buena: "Al final tienes más afinidad con un entrenador que con otro. El decidió que yo tenía que estar más partidos en el banquillo que en otras temporadas y ya está. No tengo nada contra nadie, me llevo bien con todo el mundo, nunca he tenido ningún problema con nadie", concluyó.