Robert debe mover ficha

OBJETIVO: Barça y Chelsea se fijan en el mismo jugador

Davinson Sánchez ha cuajado una gran temporada en el Ajax.
19/05/2017

Con el final de la temporada el FC Barcelona dará inicio a la operación salida, y uno de los que tiene más números para marcharse es Mathieu. La baja del francés obligará al club a reforzarse en la retaguardia, pero le ha salido un duro competidor

A pesar de que el FC Barcelona ya empezó la pasada campaña a renovar la plantilla a base de fichajes, el club sigue acelerando en el cambio de piezas para asegurar que el equipo siga siendo competitivo en todas las competiciones.

En línea con esta idea, el final de temporada servirá a la secretaría técnica para acabar de definir sus objetivos para el verano, tanto en lo que se refiere a salidas como en lo relativo a fichajes. Una de las bajas que parece más segura es la de Jérémy Mathieu, que a sus 33 años -cumplirá 34 en octubre- se considera que ha cumplido un ciclo desde que se le fichara en 2014 procedente del Valencia. 

Con este planteamiento, y aunque la continuidad de Mascherano está cerca, el Barça está sondeando el mercado en busca de un central, como mínimo, que le permita dar refresco a la terna que forma el argentino junto con Gerard Piqué y Samuel Umtiti, y uno de los candidatos que ha sonado con más fuerza es el futbolista del Ajax, Davinson Sánchez.

Un objetivo que se escapó y que le gusta al Chelsea

No es la primera vez que el conjunto azulgrana pone sus ojos en el colombiano, al que ya quiso el pasado el verano pero con el que no logró llegar a un acuerdo. La oferta del Barça era para jugar en el filial, y el central acabó decantándose por ser un pieza importante en el conjunto holandés. Con tan sólo 20 años Davinson Sánchez se ha convertido en un fijo en el once de Peter Bosz, y su altura -1,87 metros- y velocidad, además de un pulido manejo de balón, le convierten en una incorporación prometedora para cualquier defensa.

Otro hecho a valorar es que su precio de salida ronda los 20 millones de euros, y esto ha llamado la atención de algunos de los grandes del continente, entre los que se encuentra el Chelsea de Román Abramóvich. Con John Terry meditando su retirada, el conjunto blue debe buscar un refuerzo, por lo que está en las manos de Robert Fernández si decidirse por el colombiano o descartar por segunda vez una puja que se va complicando a medida que pasan los días.