Pudo haberle roto el tobillo

Busquets se reencontrará con Escalante tras su salvaje entrada

Sergio Busquets abandona Ipurúa tras ser lesionado por Gonzalo Escalante
19/05/2017

El pivote defensivo del FC Barcelona Sergio Busquets será titular en el partido más decisivo de LaLiga Santander frente a la SD Eibar. Un duelo donde se verá las caras con el hombre que estuvo a punto de lesionarlo de gravedad, Gonzalo Escalante

Ocho minutos tardó Gonzalo Escalante en "cazar" a Sergio Busquets en el último SD Eibar-FC Barcelona que tuvo ligar en Ipurúa. Una entrada criminal del jugador azulgrana, que le pisó el tobillo del pie que en esos momentos era el de apoyo, provocando que "Busi" tuviera que marcharse a los vestuarios con un esguince en el ligamento del tobillo, sin poder continuar y causando de esta manera una baja importante para los suyos.

El centrocampista catalán del FC Barcelona y el jugador por el que pasan todas las salidas de balón del equipo, Sergio Busquets, fue sustituido por Denis Suárez y tardó tiempo en poder recuperarse del todo de esa falta. Ahora el mediocentro ya ha vuelto por sus fueros y desde hace tiempo ha recuperado su mejor nivel, al servicio del equipo.

Escalante ni siquiera recibió amarilla tras lesionar a Busquets

En cualquier caso, cabe destacar también que, pese a la dura entrada de Escalante que provocó la lesión de Busquets, el colegiado Sánchez Martínez no mostró ni siquiera la cartulina amarilla al jugador local. De hecho no pitó ni falta en una acción que habría sido sin lugar a dudas merecedora de tarjeta roja. 

Busquets no es un hombre rencoroso y entiende eso como acciones del fútbol, pero cabe destacarlo como una muestra más de los errores arbitrales y la permisividad que han tenido los rivales azulgranas este curso para agredirles. Ahora, cuando toca la última jornada de LaLiga Santander 2016-2017 con los blaugranas jugándose a cara de perro un título que, en caso de haber tenido más "fortuna" en determinadas acciones arbitrales, podrían haber ganado ya, es bueno recordar. Porque recordar lo sucedido es una buena manera de evitar que vuelva a ocurrir.