SAMUEL UMTITI, IMPERIAL EN EL BARÇA

La cláusula de Umtiti sigue preocupando al barcelonismo

Samuel Umtiti, durante la presentación del Trofeo Joan Gamper
10/10/2017

Uno de los grandes valores del FC Barcelona, Samuel Umtiti, sigue teniendo en el club azulgrana una cláusula de rescisión de 60 millones de euros, que deberá ser revisada en los próximos meses para evitar que sea seducido por otros clubes

En el seno del FC Barcelona no existe ningún tipo de preocupación acerca del futuro de Samuel Umtiti. El joven central francés es, desde la pasada temporada 2016-17, titular indiscutible en todos los partidos importantes del equipo, y tanto el futbolista galo como su entorno están encantados de prolongar la situación actual durante mucho tiempo.

Eso sí, el FC Barcelona y por supuesto su afición son conscientes de que el gran nivel de juego que está exhibiendo Umtiti le sitúa en el escaparate del resto de grandes clubes de Europa, y por este motivo querría asegurarse la continuidad del jugador ante cualquier posible tentación del extranjero.

Por ese motivo, está previsto que en cuestión de meses se amplíe la vinculación del futbolista con el club azulgrana y se le mejore la ficha, adecuándola a la de un titular habitual en el once de Ernesto Valverde.

En los últimos meses ya sonó en la prensa internacional un posible interés del Chelsea en hacerse con el fichaje de Umtiti, por lo que el Barça deberá asegurarse la presencia del galo en la plantilla, independientemente de que Umtiti no tenga por ahora ninguna intención de marcharse.

Y es que 60 millones de euros, tal y como está actualmente el mercado de fichajes y los precios que en él se mueven, no parece la cifra adecuada para un futbolista que ya se encuentra entre los mejores centrales del mundo.

Samuel Umtiti sólo piensa en el Barça

Dado el potencial económico de los principales clubes de Europa, puede que 60 'kilos' se trate de una cifra peligrosa, puesto que algún día Umtiti podría cambiar de opinión y hacer las maletas, en cuyo caso el Barça no podría hacer nada si un equipo está dispuesto a abonar la cifra estipulada. A pesar de todo, de momento no hay que preocuparse. Samuel Umtiti, culé hasta la médula, sólo piensa en el Barça. La afición puede estar tranquila