Luis Suárez, Messi y compañía, con ellos

Las reacciones de los niños hospitalizados con Messi y Suárez

Leo Messi y Luis Suárez junto a Joan Capdevilla
03/01/2017

Leo Messi y Luis Suárez fueron algunos de los miembros del FC Barcelona que, junto a Luis Enrique, visitaron diferentes hospitales de Barcelona para estar junto a los jóvenes ingresados en ellos. Incluso coincidieron con el hijo de Joan Capdevilla

Varios jugadores del FC Barcelona aparecieron por sorpresa este martes en diferentes hospitales de Barcelona para tratar de sacar alguna que otra sonrisa a los niños hospitalizados. Entre ellos estuvieron Leo Messi y Luis Suárez, los dos cracks blaugranas que se personaron en el Hospital de Nens de Barcelona para desear una buena festividad de los Reyes Magos a los niños enfermos.

Los dos coincidieron en su visita con el que fuera futbolista de la selección española ganadora de Eurocopa y Mundial Joan Capdevilla, cuyo hijo está ingresado en dicho hospital. Con él se hicieron fotos y trataron de amenizar durante un tiempo su estancia en el hospital. 

Campaña de la Fundación FC Barcelona "Un sueño para un regalo"

Todo ello forma parte de la campaña de la Fundació FC Barcelona "Un sueño para un regalo" en la que también aparecieron por otros hospitales de la ciudad Condal varios directivos del club y otros miembros de la primera plantilla. Entre ellos el vicepresidente azulgrana Jordi Mestre, el entrenador Luis Enrique y otros futbolistas culés. Todo ello hizo que llovieran risas y felicidad por muchos centros hospitalarios.

Por ejemplo, Gerard Piqué, Neymar, Sergi Roberto, Umtiti y Alcácer visitaron el Hospital Sant Joan de Déu y trageron con ellos la alegría. Ter Stegen y Rafinha estuvieron en el Hospital Universitario Germans Trias y Pujol de Barcelona y Andrés Iniesta junto con Ivan Rakitic en el del Vall d'Hebron. 

Por último, Luis Enrique, Sergio Busquets y Jérémy Mathieu visitan niños ingresados en el Hospital de Barcelona. Todos ellos consiguieron sacarles alguna que otra sonrisa a los ingresados, así como hacerles un poco más felices olvidando por momentos estancia en las instalaciones hospitalarias.