JUGARÁ EN EL BARÇA DE FORMA PROGRESIVA

Dembélé no estará al máximo con el Barça hasta febrero

Ousmane Dembélé, celebrando con Umtiti un gol del FC Barcelona
14/11/2017

El FC Barcelona no tiene ninguna prisa en forzar la reaparición de Ousmane Dembélé y, con el objetivo de no favorecer una posible recaída, Valverde le colocará de manera progresiva en los partidos. El francés no rendirá a tope hasta febrero

El FC Barcelona no tiene ninguna prisa en hacer que Ousmane Dembélé empiece a jugar antes de lo esperado cuando se recupere de la lesión, y tampoco de convertirle de repente en titular indiscutible cuando vuelva a estar a disposición del entrenador. El Barça ha sabido mantener la excelente racha de resultados pese a la baja de Dembélé, y eso favorece que el jugador francés pueda trabajar con tranquilidad.

Desde el cuerpo técnico y la directiva no desean que Dembélé, la gran apuesta del FC Barcelona en el pasado mercado de fichajes, sufra una recaída de la grave lesión que padeció en el mes de septiembre, y por ese motivo se le hará entrar en el campo de forma escalonada y progresiva, sin necesidad de que dispute muchos minutos de golpe.

Valverde le dará protagonismo poco a poco a partir del mes de enero de 2018, cuando se cumplan los plazos de su recuperación. A partir de ahí, no se prevé que sea hasta febrero cuando Dembélé pueda volver a rendir al máximo en el FC Barcelona, ya habiendo dejado atrás completamente la lesión y habiendo recuperado el ritmo de competición.

El Barça pagó alrededor de 140 millones de euros por Dembélé, y ahora que todavía no tiene dependencia de sus goles y asistencias desea aprovechar para que se recupere al máximo, y de esta manera disponer de un efectivo muy valioso de cara al segundo tramo de la temporada 2017-18.

Dembélé no jugará el primer Clásico

Dembélé está impaciente por volver a jugar, pero deberá tomárselo con calma y madurar a nivel psicológico, pensando en lo que es mejor para él y, en consecuencia, también para el equipo. En esta coyuntura, es imposible que el joven talento francés juegue el Clásico del próximo 23 de diciembre contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Ernesto Valverde ni siquiera se lo planteará.