LO JUEGA TODO CON EL BARÇA

En Argentina aseguran que Leo Messi sigue teniendo problemas físicos

Leo Messi en un entrenamiento con el FC Barcelona
16/04/2018

Hace algunas semanas que el estado físico de Leo Messi se ha convertido en una preocupación, y aunque parecían haberse calmado las aguas, en Argentina no lo tienen tan claro. Varias informaciones aseguran que las molestias han afectado a su nivel con el Barça

Después de otra temporada brillante, las molestias de Leo Messi se han convertido en un motivo de alerta máxima, con el FC Barcelona jugándose los títulos y toda Argentina pendiente del Mundial de Rusia. Club y selección trabajan para mimar al crack y mantenerle a salvo de sustos en forma de lesión, pero dada la exigencia de sus compromisos, las garantías no son totales.

Tras descansar en las últimas jornadas de amistosos internacionales y tener algunos minutos libres frente al Sevilla, el de Rosario ha vuelto a ser un fijo en las alineaciones de Ernesto Valverde. Aunque el episodio parecía olvidado, algunas informaciones han avisado de que el riesgo con el '10' sigue muy presente.

Argentina no se fía con Leo Messi

Según apunta el diario 'Sport', la prensa argentina insiste en que el delantero continúa 'tocado', y que esa preocupación sería la causante de su bajo rendimiento en partidos tan señalados como el de la Roma. Aunque en general, el equipo no dio la talla, sorprendió que el mejor jugador del mundo no pudiera siquiera reaccionar para tirar de sus compañeros.

Es cierto que Leo se ha convertido en un experto en gestionar esfuerzos, pero como todas las estrellas, se nota la diferencia entre cuando está al 100% y cuando no le alcanza para más. Su brutal calidad hace que sea difícil verle en un mal momento, pero si está algo ausente se nota que algo no acaba de marchar bien.

El sprint del Barça beneficiaría a Messi

En este sentido, el sprint final del Barça por los títulos podría ayudar a Leo Messi, porque el objetivo es resolver por la vía rápida para evitar más complicaciones. Una vez alcanzados los trofeos, los referentes del once, más cargados de minutos, podrían tener más días libres, incluso ausentarse de algún compromiso y tomarse un merecido descanso.

Los próximos meses no van a ser nada fáciles para el rosarino y ni para algunos de sus compañeros en el Camp Nou, puesto que encadenarán un año de exigencia máxima con un verano de Mundial y otra campaña al límite. Saber manejar sus cargas de trabajo y su participación resultará clave, porque si a los culés le ha costado llegar en forma al final de este curso, el que viene podría resultar peor.