MESSI, CON UNA VÍA LEGAL PARA SALIR

El estado de los contratos de Messi con el FC Barcelona

Leo Messi, protestando una acción al árbitro Skomina
13/09/2017

A día de hoy, los agentes de Leo Messi han firmado los distintos contratos que le vinculan al FC Barcelona, pero el astro argentino tiene todavía una puerta legal para dejar el club al no haber firmado personalmente el contrato laboral. Pronto se hará

La prensa catalana, y en concreto el diario 'Sport', ha informado en las últimas horas de cuál es el estado de los contratos de Leo Messi con el FC Barcelona, todos ellos firmados por sus representantes pero sin que el argentino haya estampado todavía su firma en el contrato laboral, algo que sucederá próximamente pero que, a día de hoy, le permite abandonar el club por la vía legal en el caso de querer hacerlo.

Y es que el FC Barcelona anunció el pasado 11 de julio la continuidad de Leo Messi hasta el 2021, y durante las semanas venideras se ha asegurado desde todos los estamentos del club que Messi cumplirá su contrato y seguirá en el Barça.

'La Pulga' jamás ha dicho lo contrario, pero llama la atención que todavía no haya querido firmar el contrato laboral ni hacerse la fotografía protocolaria con Bartomeu para acabar de generar tranquilidad a la junta directiva y a todo el barcelonismo. "La fotografía ya la haremos", ha insistido una y otra vez el presidente del FC Barcelona, en una situación que ralla lo cómico.

De los tres contratos de Messi con el FC Barcelona, uno es con la Fundación de Leo Messi, que lo ha firmado el director, otro de derechos de imagen firmado con el hermano y un tercero, el laboral, que lo ha firmado el padre.

Messi podría provocar una situación curiosa

El problema que existe ahora, según ha informado Jordi Basté en 'RAC1', es que el contrato laboral debe ser firmado también por Messi, y hasta que eso no suceda el jugador rosarino tiene el derecho de poder dejar el FC Barcelona y fichar por algún otro gran club europeo si así lo decide.

Sin embargo, el contrado de imagen y sus derechos correspondientes seguirían siendo del FC Barcelona, por lo que si Messi jugase por ejemplo en el Manchester City, sería el FC Barcelona el club que seguiría explotando los derechos del futbolista. Una situación insostenible, en definitiva, que no se producirá al tener Messi el deseo de seguir jugando en el Barça.