NEYMAR SE NEGÓ A DAR LA MANO

El mal gesto de Neymar que afea su actuación en el Celtic-PSG

Neymar Jr, encarándose con Ralston durante el Celtic-PSG
13/09/2017

Neymar Jr cuajó una gran actuación contra el Celtic de Glasgow en Champions League, pero volvió a hacer gala de uno de sus tradicionales gestos de mal ganador, al no dar la mano a Ralston después de haberse 'picado' con él durante todo el partido

La gran estrella del Paris Saint-Germain, Neymar Jr, tuvo la oportunidad de poner la guinda a su gran actuación de este pasado martes en el Celtic-PSG (0-5) dando la mano a uno de los jugadores escoceses con quien se estuvo 'picando' a lo largo de todo el encuentro, Ralston.

Sin embargo, las cámaras de televisión captaron cómo, después de que Ralston fuese expresamente a darle la mano y charlar con él al término del encuentro, Neymar Jr se negó a darle la mano y además le retó con la mirada cuando el futbolista del Celtic de Glasgow se lo reprochó.

Neymar Jr volvió a ser asediado a faltas en Glasgow, pero cierto es que en alguna de ellas puso algo más de 'teatro' de la cuenta para provocar tarjetas amarillas y faltas peligrosas al borde del área del Celtic. Eso fue precisamente lo que le reprochó Ralston, y que Neymar Jr se tomó como una ofensa para optar por no dar la mano al joven futbolista británico en Champions League.

Así es el estilo de juego de Neymar

En cualquier caso, no es la primera vez que Neymar Jr se enfrenta a un jugador contrario de manera verbal, durante o después del partido, y tampoco se prevé que sea la última. Neymar Jr, que anotó el primer gol de la goleada del Paris Saint-Germain al Celtic de Glagow, ha sido desde siempre un jugador de sangre caliente y al que le encanta 'picar' y 'dejarse picar' por los futbolistas contrarios.

Lo hacía en Brasil, lo ha hecho en el FC Barcelona y ahora lo hace en el Paris Saint-Germain, al formar parte de su estilo de juego a la hora de sacar de quicio a las defensas rivales. El problema es que, cuando acaban los partidos, todo debería quedar dentro de los terrenos de juego y no ir más allá.