EL FC BARCELONA NO SE RINDE

La fórmula para que el Barça remonte al PSG en Champions

Marquinhos, intentando rematar un balón contra el FC Barcelona
17/02/2017

El FC Barcelona está decidido a intentar la remontada contra el Paris Saint-Germain en el Camp Nou, a principios del mes de marzo en la vuelta de octavos de final de la UEFA Champions League 2016-17. Para lograrlo, deberá marcar muy pronto

Si el FC Barcelona pretende remontar la eliminatoria de octavos de final de UEFA Champions League 2016-17 en el Camp Nou, después de que el Paris Saint-Germain le haya endosado nada menos que cuatro goles en el partido de ida, deberá ponerse las pilas desde el minuto uno y no agobiarse por el resultado adverso, sino intentar solucionar la papeleta por partes.

Como si se tratara de resolver una ecuación, el FC Barcelona necesitará una fórmula muy sencilla pero seguramente útil: marcar dos goles antes del descanso. Si consigue plasmar su superioridad y motivación con dos dianas en los primeros 45 minutos, las dinámicas cambiarán radicalmente y la segunda mitad se convertirá en un auténtico infierno para el PSG, siempre y cuando los parisinos no hayan visto puerta.

La "MSN" estará obligada a saltar al terreno de juego más enchufada que nunca para intentar marcar dos goles antes del descanso. Podríamos decir que sólo así el Barça tendrá opciones reales de clasificarse para los cuartos de final de Champions League, si no baja el ritmo durante los minutos posteriores ni se producen decisiones arbitrales injustas. Todos los jugadores deberán estar al máximo nivel de juego.

El FC Barcelona, decidido a levantar la eliminatoria

Se acabó aquello de intentar controlar los partidos. Si el FC Barcelona quiere tener alguna posibilidad de levantar el 4-0 adverso contra el Paris Saint-Germain, necesitará hacer lo mismo que hizo el PSG este pasado martes: salir al ataque desde el minuto uno sin preocuparse de guardarse las espaldas. Habrá que marcar cuatro goles y evitar que el PSG marque alguno, pero la premisa es jugar constantemente en el área rival. La fórmula es que no hay fórmulas. Atacar, marcar y vengarse. No hay más.