EL ITALIANO SE PLANTA

Marco Verratti habría dicho basta: "No vuelvo más a París"

Marco Verratti, protestando una acción de un partido al árbitro
18/06/2017

El italiano, que se encuentra de vacaciones en Ibiza, habría mandado un ultimátum al club parisino asegurando que su intención es no volver ya a París y empezar la pretemporada en otro club o en solitario. La cuerda sigue tensándose

Va a ser el culebrón del verano en Barcelona. Es el gran anhelo del club, de Bartomeu, de Robert Fernández, de Valverde... incluso de Messi. Marco Verratti es el elegido para ser el fichaje estrella del club esta temporada. Su llegada añadiría talento al centro del campo y permitiría, de rebote, tener ya al relevo de Iniesta.

Según explica este domingo "La Gazzetta dello Sport", el centrocampista italiano habría comunicado al club francés su intención de no volver a vestir la camiseta del conjunto francés. "No vuelvo a París". Este habría sido el contundente mensaje de Verratti, que estaría dispuesto a empezar la pretemporada en solitario antes que volver a la ciudad francesa.

Verratti, que se encuentra de vacaciones en Ibiza, está tranquilo a la espera de noticias que desencallen su situación. Su sueño, como ha dicho en reiteradas ocasiones, es jugar al lado de Messi. Y algunos medios especularon con una posible cena entre ambos la pasada semana -no confirmada-.

El club azulgrana quiere negociar con el PSG primero, sin llegar a la cifra de 100 millones de euros, algo desorbitado. Y de no fructiferar las negociaciones, Verratti podría plantearse hacer pública su voluntad de salir, algo que han hecho muchas estrellas años atrás para resolver su futuro.

O Barça o PSG

Da la sensación, al menos a raíz de las diferentes noticias que han ido saliendo en los diferentes medios, que Verratti solo tiene dos opciones: continuar en el PSG, donde tiene contrato, o venir al Camp Nou. Porque la oferta que se filtró este sábado del Bayern de Munich resulta irrisoria. 

El club alemán que entrena Carlo Ancelotti habría efectuado una primera tentativa por 45 millones de euros, ni la mitad de lo que piden los franceses al Barça. El técnico italiano conoce bien a Verratti ya que fue el artífice de su llegada al PSG en 2012.