YA PRACTICA PARA EL CLÁSICO

Messi descansa ganando con su hijo al Madrid en la Play

Leo Messi y su hijo, jugando a la Playstation contra el Real Madrid
13/11/2017

Divertidas imágenes las que ha publicado a través de las redes sociales la esposa de Leo Messi, Antonella Rocuzzo, en las que aparecen el futbolista argentino y su hijo mayor, Thiago, jugando a la Play Station y ganando al Real Madrid

Si quiere ganar todos los títulos en juego, el FC Barcelona debe estar preparado para superar todos los obstáculos que aparezcan en el camino. Sin embargo, está claro que hay algunos más sencillos que otros, y los catalanes deberán confirmar las buenas sensaciones en un mes de noviembre que se presume de máxima exigencia.

Es por ello que el FC Barcelona convenció al seleccionador de Argentina, Jorge Sampaoli, y a la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) para que Leo Messi no disputara el segundo partido del presente parón de selecciones y pudiese descansar tranquilamente junto a su familia, preparándose de esta manera para una larga lista de partidos complicados antes de que llegue 2018.

El rosarino regresó hace pocos días tras viajar con su padre, Jorge Messi, y aseguró a los medios de comunicación que le esperaban a la salida del aeropuerto que "Sampaoli decidió regularme un poquito y que no juegue". Ese, precisamente, es el objetivo de un Barcelona que quiere tener en perfectas condiciones a su gran estrella de cara a las próximas semanas.

Leo Messi no se aburre en casa

Y, a tenor de las fotografías que ha publicado la esposa de Messi, Antonella Rocuzzo, a través de las redes sociales, parece que el astro argentino del FC Barcelona está aprovechando al máximo su descanso para distraerse con su familia.

En una de las instantáneas publicadas este lunes aparece Leo Messi y su hijo mayor, Thiago, jugando a la PlayStation y ganando 3-1 al Real Madrid. El '10' aparece en pijama y su hijo con la camiseta del FC Barcelona, y quizá Messi ya estuviera practicamente mentalmente de cara al Clásico que jugará el próximo 23 de diciembre en el Santiago Bernabéu. Lo que está claro es que no se aburre en casa.