MESSI, EL SOL DE ARGENTINA

No te pierdas los tres golazos de Messi para clasificar a Argentina

Leo Messi, celebrando un gol marcado contra Ecuador con euforia
11/10/2017

Al igual que el resto de sus compañeros, Leo Messi no pudo reprimir la euforia tras marcar un 'hat-trick' histórico para Argentina, que además le coloca ya con 61 goles transformados con la selección absoluta. Así fueron los tres golazos de 'La Pulga'

Leo Messi es un futbolista que se crece en los momentos importantes. El mejor jugador del mundo, al fin y al cabo, capaz de resolver sin ayuda de nadie la papeleta más complicada de todas, la de clasificar a una albiceleste que no cuajó un partido brillante frente a Ecuador, pero que contó con la inestimable ayuda del 'Messías' del fútbol para cambiar tres goles por un billete a Rusia.

Argentina empezó perdiendo en el primer minuto del partido, pero aun así la albiceleste creyó en la remontada, y quien más lo hizo fue el jugador del FC Barcelona. Leo Messi marcó dos dianas en la primera mitad y otra en la segunda para sentenciar a Ecuador y garantizar el pase de los suyos rumbo al Mundial de Rusia 2018, una cita a la que no podían faltar.

El primer tanto llegó tras una rápida combinación con Ángel Di María, en la que el atacante del Paris Saint-Germain estuvo muy fino para colocar en el centro del área un balón raso al que Leo Messi llegó antes que nadie, colocando la puntera para definir suave y estéticamente contra la portería de Ecuador, como si se tratara de un pase a la red.

La segunda diana, sin embargo, fue aún más espectacular. Y lo fue porque combinó la fe de Leo Messi en la recuperación del balón con su talento innato, que le permitió definir al borde del área con un zurdazo que nada pudo hacer el guardameta rival por desviar.

Messi desató la euforia de toda Argentina

Era el gol de la remontada para Argentina, pero aún faltaba otro más en el segundo tiempo, el de más bella factura. Y es que a 'La Pulga' le llovió un balón muerto del cielo y, cerca del área rival, tejió una conducción que finalizó con una semi-vaselina que nadie esperaba, justo cuando ya estaba cayendo por la carga defensiva de los jugadores de Ecuador.

El balón se coló en la portería rival y desató la euforia desmedida en el banquillo de Argentina, y también en el sector de la grada dedicado a los aficionados de la albiceleste. Todos rezaron a Dios por la clasificación para el Mundial... Y el 'Messías' respondió a la llamada.