BARRA LIBRE CONTRA EL BARÇA

POLÉMICA: El "periodista" que llamó sinvergüenzas a Umtiti y Neymar

Neymar Jr, tras el partido contra el Athletic de Bilbao en San Mamés
06/01/2017

El reportero de "OK Diario" Álvaro Ojeda no tenía otra cosa mejor que hacer, este jueves por la noche, que llamar "sinvergüenzas" a Samuel Umtiti y Neymar Jr al creer que fingían los encontronazos con los jugadores del Athletic

La profesión de periodista es loable cuando se practica a cabo con profesionalidad y elegancia, pero queda manchada cuando "hooligans" irrespetuosos, que se hacen llamar reporteros, toman las riendas para faltar directamente al respeto a los deportistas.

Esto ocurrió este jueves con Álvaro Ojeda, reportero de "OK Diario" que, más que eso, es un "polemista" como él mismo dice en su perfil de Twitter. Y no por destapar casos de corrupción o luchar contra fuerzas superiores a él, sino por el simple hecho de desprestigiar y dedicarse a insultar a jugadores y equipos, permitiéndose todo tipo de lujos a las órdenes de Eduardo Inda, a quien Gerard Piqué ya colocó como la "marioneta" de Florentino Pérez hace unas semanas con en zona mixta.

Contra el Athletic, Ojeda se lo pasó de muerte llamando "sinvergüenzas" a través de las redes sociales a Samuel Umtiti y Neymar Jr -no se atrevió a mencionar sus direcciones-, al creer que fingían las entradas, acometidas y en algún caso agresiones de los jugadores del Athletic.

Álvaro Ojeda repartió insultos a diestro y siniestro

Tal fue el despropósito que un jugador profesional del Sporting de Gijón, Carlos Castro, salió en defensa de los culés y llamó la atención a Ojeda, quien replicó insultando a todo el Sporting y lanzando una acusación gratuita que no está ni mucho menos comprobada. "Que tú hables de vergüenza estando tu equipo en primera por un partido amañado...", retuiteó el periodista de "OK Diario".

Además de insultar a Neymar, Umtiti y Carlos Castro, Ojeda también se enamoró del arbitraje de Fernández Borbalán. "Muero de amor", publicó junto a una foto del colegiado, y "sale el goleador...", escribió cuando Paco Alcácer saltó al terreno de juego. En definitiva, la prueba absoluta de que existe una lacra en el periodismo que debería ser erradicada.