SIN PROBLEMAS TRAS LA COPA DEL REY

Sergi Roberto zanjó el asunto de la lesión con Andreas Pereira tras el Barça-Valencia

Sergi Roberto y Santi Mina pugnan por un balón
15/04/2018

Hace ya unos meses, Sergi Roberto se convirtió en protagonista de una polémica por una dura entrada que lesionó a Andreas Pereira, y en el FC Barcelona-Valencia volvieron a cruzarse. El catalán esperó tras el partido para volver a pedir disculpas al belga

Aunque Sergi Roberto no es un futbolista de meterse en muchos líos, salió escaldado del último duelo entre FC Barcelona y Valencia. En la Copa del Rey, en un lance del juego, el catalán se pasó de frenada y realizó una dura entrada sobre Andreas Pereira, que por mala fortuna dejó al belga lesionado durante varias semanas.

Tras el incidente, la prensa se cebó con el canterano, al que acusaron de actuar con mala fe y de no haberse siquiera disculpado, con versiones contradictorias sobre si había llamado o no a su rival para preocuparse por su estado. Este sábado, tras el encuentro en el Camp Nou, el asunto se resolvió de manera definitiva.

Sergi Roberto y Andreas Pereira hablaron en el Camp Nou

La batalla de la defensa culé contra los veloces atacantes valencianistas fue de nuevo uno de los atractivos del partido, en el que al de Reus le tocó 'bailar' con uno de los más peligrosos, Gonçalo Guedes. El portugués dejó paso a su compañero cerca del ecuador de la segunda parte, y sobre el césped, Sergi Roberto y Pereira se volvieron a ver las caras.

A pesar de que el blanquinegro lo intentó, por suerte para el Barça no consiguió ser decisivo, pero tras el enfrentamiento sí hubo un gesto para recordar. El azulgrana se acercó al futbolista 'che' de camino al tunel de vestuarios, donde le reiteró sus disculpas y se interesó por su recuperación. El del Manchester United aceptó las palabras de su compañero y ambos se despidieron con un abrazo.

El Barça no frena

Después de resolver con cierta solvencia el compromiso contra el Valencia, en la Ciudad Condal no hay tiempo de descanso, porque el próximo destino de los culés es un estadio tan peligroso como Balaídos. Este mismo domingo los catalanes han realizado una suave sesión para empezar a preparar otro reto complicado, en una semana muy importante para lo que queda de curso.

Y es que tras LaLiga volverá de nuevo la Copa del Rey con una final, la que disputarán el sábado en el Wanda Metropolitano contra el Sevilla. La jornada intersemanal será otro peligro en la ruta hacia el título, pero sólo queda un sprint para empezar a alzar los trofeos. El esfuerzo merece la pena.