ES EL FUTURO DEL BARÇA

Vender a Neymar, una locura que no puede hacerse

Neymar Jr, celebrando un gol anotado con el FC Barcelona
17/07/2017

En el "Sport" se ha publicado este lunes una información en la que se asegura que el entorno de Neymar aprieta para que abandone el club azulgrana y busque la gloria en solitario. Afirman que para ganar el Balón de Oro debe "alejarse" de Messi

Este lunes hemos comenzado la semana con una información sorprendente -aunque ya no novedosa-. El entorno de Neymar intenta hacerle ver al delantero brasileño que en Barcelona, con Messi en el equipo, nunca podrá llegar a ser el mejor jugador del mundo -el sueño de cualquier jugador con un talento especial-.

Es un debate que viene de lejos, y que hasta ahora el '11' azulgrana siempre ha esquivado a la perfección, entendiendo que el fútbol es un deporte colectivo y poder jugar al lado de los mejores es una bendición para ir sumando títulos al palmarés. Neymar lo sabe y es feliz aquí, aunque tampoco descarta nada. 

No obstante, que aparezca esta información justo ahora es un poco sospechoso. ¿No nos estaremos planteando vender a Neymar, verdad? En un mercado tan alocado y ante la evidente falta de dinero, muchas veces se intenta dejar caer la venta de algún jugador importante para sacar dinero. "Ya ha cumplido un ciclo", "tenemos a Messi", podrían ser algunos argumentos. Ninguno es válido, para qué engañarnos.

El Barça fichó a Neymar por una importante cantidad de dinero. Poco importa. Se trata del único jugador a día de hoy, en todo el mundo, que podría heredar el trono de Messi y Cristiano con creces. El único. Tiene todas las aptitudes para lograrlo. Y no hay nadie con su desequilibrio en el uno contra uno. Nadie. 

Tiene apenas 25 años y ya ha demostrado en varias ocasiones el talento y la capacidad que tiene para echarse el equipo a sus espaldas -véase la vuelta de los octavos de final de la Champions ante el PSG-. Y la sensación es que todavía no ha encontrado esa regularidad que sí tiene Messi. 

El futuro del Barça

Es evidente que aún nos quedan años de Messi, pero lo normal será que el argentino baje un poco el rendimiento algún día -salvo que tenga una pócima de la eternidad-. Y ahí tendrá que irrumpir con fuerza Neymar, que debe esperar sin prisas su momento. Porque este llegará, y ahí lo podrá saborear. Ojalá como azulgrana.