Recuperan los peores años blancos

El vestuario del Real Madrid de Capello "olía a alcohol"

Robinho y Ronaldo acusados de llegar borrachos a los entrenamientos con el Real Madrid
06/01/2017

Hace diez años que el Real Madrid de Fabio Capello vagaba a la deriba en LaLiga hasta que, allá por el mes de mayo el Barça tuvo el "detalle" de regalarle el torneo. Sin embargo, esa victoria se fraguó según aseguran entre borracheras y resacas

Muchos recuerdan todavía con mucho amargor aquella Liga del famoso clavo ardiendo del Real Madrid que, contra todo pronóstico, consiguió arrebatarle al Barcelona en la última jornada. Esa Liga de Fabio Capello ante un Barça ya en descomposición tras haber sido lo que fue con Frank Rijkaard a los mandos y Ronaldinho Gaúcho en el verde. 

Es el diario "MD" el que recuerda la historia de ese equipo, el merengue, cuyo vestuario "olía a alcohol". Algo que el por aquel entonces director deportivo Pedja Mijatovic no llegó ni a negar en una entrevista para "El Larguero". El montenegrino fue consultado por José Ramón de la Morena entonces sobre si algún futbolista había llegado a algún entrenamiento "oliendo a alcohol tras una juerga". Y Pedja, sincero, dijo esto: 

"Ha habido situaciones esta temporada y en otras en que algún jugador no ha llegado en plenas condiciones de hacer su trabajo". O lo que es lo mismo, se acusaba sin señalar directamente a jugadores como Ronaldo Nazario o Robinho como algunos de esos futbolistas que se perdían en la fiesta y noche madrileña. 

Casillas defendió a los suyos pero Calderón echó más leña al fuego 

Varios jugadores salieron en defensa de sus compañero. Uno de ellos un modélico Iker Casillas al que, posteriormente, atacaría su mismo presidente revelando lo que cobraba. "Aquí nadie huele a alcohol. Yo sé a lo que huele el vestuario, solo a alcohol 96º", sostuvo en su momento el de Mósteles.

Algo que tampoco desmintió un Ramón Calderón que como máximo mandatario del equipo hizo lo que no podía ni debía hacer: atacar a los suyos. Fue en un foro universitario donde se soltó y afirmó que en la plantilla madridista había "vanidad, hay ego, todos tienen la sensación de que son superfiguras". 

Llegó a definir a José María Gutiérrez "Guti" como "promesa de 31 años" , a David Beckham "medio actor" y de Iker dijo que "Casillas cobra nueve millones de euros al año y Diego López gana 300.000 euros". Todo ello desencadeno, aunque los más jóvenes no lo crean, en la Liga ganada por el equipo madridista.

Una muestra más de esa "flor" que ahora atribuyen a Zinedine Zidane pero que es propia e inherente al Real Madrid a lo largo de la historia. Eso a lo que llaman épica pero que no es más que "potra" para poder vencer en sus peores momentos y estando incluso moribundos... Como en la final de Lisboa.