PARTE DE LA AFICIÓN DEL BARÇA NO LE QUIERE

Si Griezmann aterriza en el Camp Nou, ¿logrará ganarse el perdón del barcelonismo?

Antoine Griezmann, durante un partido contra el Barça en el Camp Nou
13/06/2019

Antoine Griezmann necesitará un lavado de imagen si ficha por el FC Barcelona. Buena parte de la afición culé no le quiere en el equipo después de lo que sucedió el año pasado, por lo que el astro francés podría aterrizar con un hándicap extra

Antoine Griezmann podría estar a tan sólo unos días de anunciar la decisión más importante de su carrera futbolística, y también la más temeraria. El consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, ha asegurado ya que el astro francés recalará en el Barça, y de estar en lo cierto está claro que el jugador necesitará un lavado de imagen en el Camp Nou.

Porque el barcelonismo no olvida, y un amplio sector de la afición culé no desea su fichaje después del 'circo' que Griezmann montó para decir que se quedaba en el Atlético y no daba el salto al Barcelona. El polémico documental 'The Decision' hirió el orgullo de millones de barcelonistas, muchos de los cuáles siguen sin estar de acuerdo con que el galo vuelva a tener la opción de vestir la elástica culé.

El FC Barcelona suele ser un tren que sólo pasa una vez o quizás nunca para la mayoría de futbolistas, pero Griezmann dispondría de la tercera oportunidad de jugar en el Barça. Porque ya pudo hacerlo en 2011, cuando Pep Guardiola le quiso fichar procedente de la Real Sociedad, y el verano pasado, cuando renovó con el Atlético por una cantidad multimillonaria.

Le bastaron unos meses para ver que no le convencía el proyecto 'colchonero', y a sus 28 años parece que está dispuesto a dar el salto al FC Barcelona -esta vez sí- para conquistar títulos importantes y jugar al lado de algunos de los mejores jugadores del mundo, empezando por Leo Messi. Si finalmente aterriza en la capital catalana, primero tendrá que ganarse el respeto y aceptación de la unanimidad del vestuario.

Aunque algunos jugadores se habrían mostrado reticentes a su llegada, no es ningún secreto que Griezmann mantiene una gran relación con el 'clan francés' del Barça -sobre todo con Umtiti- y con Gerard Piqué, uno de los pesos pesados del equipo. Y a fin de cuentas todos son conscientes de que será necesario buen rollo y química para ganar títulos, por lo que no habría problema, a la larga, a la hora de aceptar a Griezmann en el grupo.

Dilema en el barcelonismo con Griezmann

Más complicado lo tendrá el galo para ganarse el cariño de la gran mayoría de la afición culé. Naturalmente todo cambiará si empieza la temporada 2019-20 como una exhalación, marcando goles y repartiendo asistencias a diestro y siniestro. Pero si se muestra tímido y encadena algunas actuaciones irregulares, quién sabe si podría ganarse silbidos como los que ha sufrido Philippe Coutinho este último curso.

De momento no hay nada oficial, a pesar de que empieza a ser un secreto a voces que Griezmann fichará por el Barcelona. Una vez se confirme su aterrizaje, ya habrá tiempo de pensar en la reacción del barcelonismo. Y también para la reflexión, dado que quizás convendría animar al futbolista desde el principio, fomentar que despliegue su mejor juego y que el resto caiga en saco roto. Porque, si el FC Barcelona conquista la Champions League y Griezmann tiene un papel destacado a lo largo de la próxima campaña... Poco espacio quedará para las críticas.