MARCÓ SAÚL DE PENALTI

El Atlético no falla contra el Leganés y le mete presión al Barcelona en Liga (1-0)

Los jugadores del Atlético celebran su gol
09/03/2019

El Atlético de Madrid sigue con su pulso al Barça y no quiere dejar escapar la oportunidad de luchar por la Liga. Los del Cholo Simeone vencieron por 1-0 al Leganés en el Wanda para seguir la estela de los culés. Saúl Ñíguez marcó el único gol del partido

El Atlético de Madrid hizo un partido muy del gusto del Cholo Simeone y superó por 1-0 al Leganés en el Wanda Metropolitano. Los colchoneros ganaron gracias al gol de Saúl Ñíguez y no lo pasaron demasiado mal contra el conjunto del sur de Madrid. Con esta victoria los rojiblancos siguen en la pelea por la Liga y le muestran al Barça que no pueden confiarse si quiere alzar este título.

El once del Cholo Simeone estaba claramente pensado para reservar jugadores de cara al decisivo choque que jugará el Atlético la próxima semana contra la Juventus en Champions League. Jugó el canterano Solano desde el principio, arriba salió Kalinic y futbolistas importantes como Saúl, el autor del gol, Lemar o Morata fueron suplentes.

Esa alineación le costó a los rojiblancos una primera parte extraña y aburrida en la que no se encontraron cómodos en ningún momento. Parecía que estaban ya pensando en la Liga de Campeones y por un momento dio la impresión de que el choque se les iba a complicar. Al descanso se llegó con el empate a cero y con la sensación de que el pinchazo era posible.

Pero en el descanso Simeone debió dejarle las cosas muy claras a sus jugadores y tras salir del túnel de vestuarios se les vio más metidos y con más decisión. Correa fue el hombre más peligroso del partido y tiró de su equipo durante la segunda mitad. El entrenador argentino dio entrada para el segundo tiempo a Saúl Ñíguez y a Lemar para ir a por el encuentro y su apuesta le salió bien.

En el minuto 50 del choque, Correa provocó un penalti a favor del Atlético de Madrid. El madridista Lunin, cedido en el Leagnés, paró el tiro de Saúl, pero el canterano rojiblanco cogió su rebote para marcar el definitivo 1-0. El gol dentó de miedo a los colchoneros, que sin hacer nada del otro mundo aguantaron el resultado hasta el final.

Thomas dio un larguero y el Leganés pidió penalti

Lo más interesante que pasó desde el tanto de Saúl fue un lanzamiento de Thomas al larguero. El centrocampista se sacó un zapatazo tremendo que casi entra en la portería pepinera. El choque estaba ya en las últimas cuando José Arnáiz pidió penalti por una entrada de Rodri. El VAR lo revisó, pero el árbitro no pitó nada. El contacto existió, pero pareció demasiado leve como para señalar pena máxima. Con esa jugada polémica murió el encuentro. El Atlético sigue luchando por la LaLiga y parece que no va a ponerle las cosas fáciles al Barça en lo que queda de temporada.