LA MASIA, UNA ALTERNATIVA LEJANA

El Barça debe decidir este verano si ficha uno o dos centrales

Samuel Umtiti y Gerard Piqué en un entrenamiento del FC Barcelona
15/05/2018

Tras una temporada con muchos problemas, el FC Barcelona debe resolver en verano las dudas con los centrales, y una de las cuestiones está relacionada con los fichajes. Aunque muchos considera que con uno basta, podrían necesitarse dos para evitar contratiempos

La temporada 2017-18 empezó en el FC Barcelona con una discusión que se repite desde hace ya bastantes años, y es si el eje central de la defensa está preparado para rendir al máximo durante todo el curso. Después de confirmar que no movería sus piezas, ha habido que sortear toda clase de obstáculos, y ni siquiera con un cambio en invierno se han evitado los sobresaltos.

Desde que aterrizó en la Ciudad Condal, Ernesto Valverde pidió refuerzos en la zaga, y aunque parecía que llegarían, se optó por tirar con lo que había. Meses después, y con mucha más perspectiva sobre el asunto, la planificación se encuentra en el mismo punto, aunque esta vez sí está más claro que habrá incorporaciones para mejorar la retaguardia culé.

La cuestión es que se plantea una sola llegada para la línea defensiva, y eso contando que el técnico quiere cuatro efectivos a su disposición. Con Gerard Piqué como opción principal, hay más dudas con el resto, porque Samuel Umtiti no ha renovado todavía, Thomas Vermaelen se lesiona demasiado y Yerry Mina no se ha adaptado como debería.

Se quede o no el francés, quizá habría que hacer un esfuerzo por dos fichajes, para asegurar una defensa que tendría nivel y juventud para durar muchos años. Si se apuesta por los objetivos favoritos de los azulgrana, con Clément Lenglet y Matthijs de Ligt se lograría un tándem de mucha calidad y con un futuro brillante, garantizando el relevo a largo plazo pero también sumando opciones de presente.

En la hoja de ruta del Barça podría haber un único activo para la zaga, porque todo apunta a que Umtiti se quedará y el contrato de Vermaelen se apurará un año más. El colombiano podría salir cedido a un equipo de LaLiga, y como el galo es una referencia y el galo convence cuando está sano, se destinará dinero a otras operaciones.

La Masia, una opción alternativa

Como es habitual en el Barça, la Masia aparece como opción de fondo, pero Valverde la ha dejado casi descartada advirtiendo que no quiero jugadores subiendo y bajando constantemente a lo largo del curso. El Txingurri prefiere que sus promesas se vayan asentando con calma, porque si no pierden la referencia de los objetivos por los que deben luchar. En pocas palabras, que no quiere marear a sus jóvenes.

En los últimos días del curso, eso sí, el extremeño ha convocado a uno de los proyectos con más futuro del filial, un Jorge Cuenca que con apenas 18 y unos meses como azulgrana viajará con el primer equipo a Sudáfrica. Aunque nadie quiere presiones con el madrileño, su presencia apunta a una declaración de intenciones del entrenador, que podría estudiar a los canteranos en la gira de la próxima pretemporada. De ahí podría salir otro central.