TRANQUILIDAD EN EL CAMP NOU

En el Barça están convencidos de que Antoine Griezmann vendrá

La cúpula del Barça, tranquila con Griezmann
12/06/2018

En el FC Barcelona se respira un ambiente de alegría contenida después de la rueda de prensa que ha ofrecido el francés, en la que ha evitado dar detalles sobre su futuro. En la cúpula culé hay tranquilidad y se cree que será azulgrana

"Sé que hay mucha expectación, pero hoy no es el día", dijo Antoine Griezmann antes incluso de empezar el turno de preguntas de la rueda de prensa de este martes, que prometía ser definitiva de cara a su futuro. Muchos medios de comunicación especularon sobre que anunciaría su decisión final, pero el francés volvió a cortar por lo sano.

Pese a que pareció dejarlo claro de primeras, los periodistas insistieron en sacarle algo. "La decisión está tomada, pero como he dicho, no es el momento ni el lugar para decirlo", respondió, tajante, el delantero francés. Algo que pilló a muchos por sorpresa, ya que daban por hecho que este martes era el día en el que Griezmann diría que se queda en el Atlético de Madrid.

Tras no hacerlo, en el FC Barcelona se ha respirado un clima de tranquilidad. Según las informaciones desveladas por Mundo Deportivo, el delantero francés está muy cerca del conjunto azulgrana, y todavía lo está más después de no decir absolutamente nada en la rueda de prensa que ha ofrecido, en la que solamente ha hablado de la selección francesa.

Dichas informaciones apuntan a que el todavía delantero del Atlético de Madrid va a respetar el pacto al que llegó con la directiva del FC Barcelona y que todavía mantiene el deseo de convertirse en jugador azulgrana para poder compartir vestuario con los mejores jugadores del mundo y, entre ellos, Leo Messi, al que admira.

Las dos propuestas que tiene Griezmann

El Atlético de Madrid y el FC Barcelona le ofrecen a Griezmann incentivos distintos. Si se queda en el Wanda Metropolitano, seguiría siendo la gran estrella de un equipo hecho para él. Además, pasaría a cobrar unos 23 millones de euros por temporada, una cifra que le convertiría en el jugador mejor pagado de la historia del club rojiblanco. Eso sí, no sería un aspirante tan claro a los títulos.

Si decide unirse al Barça, se convertiría en un jugador clave de un equipo que aspirará a ganar todas las competiciones. En el Camp Nou jugaría junto a los mejores jugadores del mundo, formando ataque con hombres como Leo Messi, Luis Suárez, Philippe Coutinho o Ousmane Dembélé. Por contra, estaría a la sombra del astro argentino y no cobraría tanto como en el Atlético.