PENSANDO EN MESSI, SUÁREZ Y DEMBÉLÉ

El Barça vuelve al trabajo pendiente del estado físico de su tridente

26/03/2019

Tras varios días libres, los jugadores del FC Barcelona que no tenían compromisos internacionales han vuelto al trabajo en la Ciudad Deportiva. Los azulgrana se preparan para una oleada de regresos mientras esperan a los lesionados Leo Messi, Luis Suárez y Ousmane Dembélé

Después de varios días libres, los jugadores del FC Barcelona que no fueron llamados por sus selecciones han vuelto a entrenar en la Ciudad Deportiva, en la que este lunes ha vuelto la actividad del primer equipo. El parón internacional está llegando a su fin, y mientras el vestuario se vuelve a llenar con la operación retorno, en la mente de los culés hay un objetivo clave: Recuperar por completo al tridente.

Si febrero puso a prueba a los catalanes con un bajón de fútbol y fuerzas que superaron en el mejor momento, marzo les ha recordado que las lesiones son unas incómodas compañeras de viaje. Pocos se han librado en esta campaña, pero es que, además, en las últimas semanas los perjudicados han sido los tres referentes de la delantera barcelonista.

El primer en caer fue Ousmane Dembélé, que arriesgó con sus problemas musculares y acabó pagándolo con tres o cuatro semanas de baja. En un alarde de profesionalidad, el de Vernon se ha machacado en este hueco del calendario, y su meta es estar listo para el estreno de los cuartos de final de Champions. Llegaría muy justo a Old Trafford y no parece que Ernesto Valverde se la quiera volver a jugar, pero está claro que en el camino hacia el triplete va a necesitar a sus cracks al mejor nivel.

Al francés le siguió Luis Suárez, que en esta sesión ha trabajado de nuevo aparte. El esguince de tobillo en el Benito Villamarín se tradujo en 10 o 15 días de ausencia, que si se acercan a la primera estimación le permitirán participar en el derbi de LaLiga contra el RCD Espanyol (30 de marzo en el Camp Nou) y si se van a la segundda le harán esperar un poco más.

Para colmo de males, de Argentina llega 'tocado' Leo Messi, tanto a nivel moral como físico. El regreso del hijo pródigo con la 'albiceleste' ha vuelto a demostrar que sólo el rosarino pone la luz entre la multitud de sombras de su combinado nacional, y como forzó para jugar, ha agravado una pubalgia que sólo se cura con descanso, precisamente en una de las fases más exigentes de la temporada.

Con este panorama, Valverde debe atinar entre dosificar y rodar a sus estrellas, que serán claves para hacer un pleno de títulos. El primer examen lo pondrá el Espanyol, pero no será el único que toque afrontar en los dos meses que quedan de competición. LaLiga está encarrilada pero hay que rematarla, la Champions va por los cuartos y en Copa del Rey hay que ganar una final.

El calendario del Barça no permite demasiados lujos

En el horizonte de los azulgrana hay dos compromisos marcados en rojo, que son los duelos contra Atlético de Madrid y Manchester United. Tras medirse al mecionado Espanyol (en casa) y al Villarreal (fuera), toca sentenciar LaLiga en el Camp Nou en la visita de los 'colchoneros' y encarrilar la clasificación para las semifinales europeas en un peligroso viaje a Old Trafford.

No frena el calendario porque todos los equipos se juegan mucho, y después tocará desplazarse a Huesca antes de cerrar el cruce contra los 'red devils' en la Ciudad Condal. Abril se cerrará con Real Sociedad (en casa), Deportivo Alavés (fuera) y Levante (en casa), antes de arrancar un mes de mayo en el que todos esperan que siga habiendo Champions. De momento, ya se sabe que acabará el campeonato liguero con Celta de Vigo (fuera), Getafe (en casa) y Eibar (fuera), antes de la final copera ante el Valencia.