JUGADOR 12 ANTE EL CHELSEA

El Camp Nou se vestirá de gala para empujar al Barça hacia cuartos

El Camp Nou, a por otra gloriosa noche
13/03/2018

Poco más de un año ha pasado desde que el FC Barcelona logró lo imposible: remontar un 4-0 adverso en el Camp Nou en lo que fue una mágica noche de Champions. Ante el Chelsea todo está abierto y el Barça necesitará a su afición

El FC Barcelona logró sacar un meritorio empate en el duelo de ida de octavos de final en Stamford Bridge ante un Chelsea que supo leer bien el partido y que maniató las ideas de los hombres de Ernesto Valverde para acabar golpeando con un golazo de Willian. Sin embargo, Andrés Iniesta y Leo Messi volvieron a aparecer para dar una pequeña ventaja al equipo culé de cara al partido de vuelta.

La renta es mínima. La eliminatoria está igualada y un gol del Chelsea supondría que el FC Barcelona se pusiese por debajo en el cómputo global. Ante un encuentro tan abierto, el Camp Nou tiene que volver a ser fundamental para lograr los objetivos. El ambiente que se genera en las noches de Champions League es algo totalmente especial y estimulante para los jugadores.

Camp Nou: ambiente cálido y dimensiones grandes

El FC Barcelona es un equipo mucho más efectivo en el Camp Nou, y más cuando se trata de la Champions League. En las grandes noches europeas, la afición se transforma y se convierte en un jugador más que lleva en volandas al equipo a sacar lo mejor de si. El ambiente será caldeado, se espera un lleno absoluto que multiplique las posibilidades del equipo.

Otro punto positivo que ofrece el coliseo azulgrana son las condiciones del terreno de juego. Un campo ancho y largo que facilita el juego de posesión del FC Barcelona y dificulta los contragolpes rivales. El estado del césped también será óptimo y el balón correrá rápido para asegurar la efectividad del juego de control de los hombres de Ernesto Valverde.

Rememorando la remontada contra el PSG

Si miramos atrás, nos encontramos con la mayor remontada en la historia de la Champions League. Eran los octavos de final de la edición de 2017 y el FC Barcelona perdió por un contundente 4-0 en el Parque de los Príncipes de París. Todo parecía perdido, pero el discurso de fe de Luis Enrique y de la plantilla consiguió abarrotar las gradas de un Camp Nou que siempre creyó.

El primer gol llegó pronto, a los pocos minutos de empezar y, al descanso, el Barça ya mandaba por 2-0. El Camp Nou no dejó de empujar ni siquiera cuando Cavani marcó el fatídico 3-1, con el que los azulgranas necesitaban marcar tres goles más. En los últimos ocho minutos de partido se gestó el milagro: Neymar, con dos goles, y Sergi Roberto, con otro cuando el choque agonizaba, culminaron la remontada.