QUIERE ATARLE TRAS LA SANCIÓN DE LA FIFA

El Chelsea intenta con Hazard la jugada del Atlético con Griezmann

Eden Hazard en un calentamiento con el Chelsea
01/03/2019

Al Chelsea se le ha complicado notablemente el futuro con la sanción de la FIFA que le impide fichar, pero quiere apurar sus opciones de mantener el rumbo y luchar por los títulos. Los 'blues' tratan de convencer a Eden Hazard como hizo el Atlético de Madrid con Antoine Griezmann

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) publicó hace unos días algunos de los veredictos que tenía pendientes, y ha confirmado una dura sanción al ChelseaLa FIFA investigó a los ingleses por varias irregularidades en los traspasos de jugadores menores de edad, y finalmente lo pagarán con un castigo que incluye dos ventanas de fichajes sin poder inscribir futbolistas. En Stamford Bridge ya han reaccionado a esta problemática situación, pero quieren dar otro paso adelante.

El mayor contratiempo para los 'blues' en estos momentos es la decisión de Eden Hazard, que se plantea desde hace meses un cambio de aires. Más allá de reforzarse en la lucha por los títulos, una petición que ha trasladado en varias ocasiones al club, el de La Louvière sigue pendiente de la propuesta del Real Madrid, un conjunto en el que sueña jugar y que valora seriamente la posibilidad de ficharle.

Pendientes de una penalización que ya se esperaban, los londinenses contrataron en invierno a Christian Pulisic, del que se espera que en caso de fuga pueda relevar al internacional belga. Es una promesa de sólo 20 años, con experiencia en la élite y un talento que puede marcar una época, lo que ofrece un recambio de garantías si toca decir adiós al ex del Lille. Eso sí, aun no han tirado la toalla.

El Chelsea quiere renovar a Hazard

El objetivo del Chelsea es repetir la jugada que hace unos años el Atlético de Madrid logró con Antoine Griezmann, que aseguraba que lo tenía hecho con el Manchester United y dio marcha atrás cuando la FIFA sancionó a la entidad rojiblanca, por un caso similar que acabó en un castigo calcado: Sin poder inscribir refuerzos y tirando con los efectivos que ya tenía durante un par de campañas.

El de Macon optó por renovar con la condición de que le facilitaran la salida poco después, pero una vez más se arrepintió y dijo 'no' al FC Barcelona. Un contundente aumento salarial y el cariño que desde todos los sectores del club le hicieron llegar fue suficiente, y ya es difícil pensar que el delantero galo abandone el Wanda Metropolitano. La misión está muy clara, pero habrá que ver si acaba con el mismo resultado.

Los 'blues' quiere extender el contrato de Hazard y atarle para que en 2020 no se marche libre, porque aunque consigan retenerle ahora, podrían perder una venta que rondaría los 100 millones de euros. Apelando al sentimiento del crack, podrían conseguir un favor que les ayudaría mucho en lo deportivo, y ahora está en manos del atacante decidir si deja la Premier League atrás o les hace un favor más a los ingleses.