DEMBÉLÉ YA BRILLA EN EL BARÇA

Las claves de la rebelión positiva de Dembélé en el Barcelona

Ousmane Dembélé, durante un encuentro con el Barça
14/09/2018

Ousmane Dembélé ha eclosionado esta temporada 2018-19 con el FC Barcelona, y su predisposición y confianza, unidas a la presión que le impone Malcom Filipe, han servido para sacar a relucir su mejor versión. Valverde cree en él

Lejos parecen quedar ya los problemas de Ousmane Dembélé la pasada temporada. El jovencísimo futbolista francés aterrizó en el FC Barcelona tras rebelarse con el Borussia Dortmund, y a las primeras de cambio se lesionó por 4 meses. Volvió a lesionarse unas semanas después de empezar a jugar, y con el 4-4-2 de Valverde ya definido, apenas tuvo cabida en los partidos más importantes de la temporada.

Este verano, sin embargo, todo cambió. El jugador se concienció tras un Mundial en el que apenas participó con Francia, pero que sirvió para aumentar su confianza tras marcharse campeón de Rusia. Redujo unos días de sus vacaciones para empezar a entrenarse antes con el Barça a las órdenes de Valverde, y eso sirvió para convencer al 'Txingurri'.

Fue titular en la Supercopa de España, y su brillante actuación -con golazo incluido- situó su confianza por las nubes, proyectando así una evolución que se ha confirmado durante las tres jornadas posteriores de LaLiga Santander 2018-19, en las que ha marcado dos goles y ha dejado muy buenas sensaciones, siendo cada vez más desequilibrante.

También le ha ayudado la competencia sana de Malcom Filipe, quien todavía no ha logrado tener demasiados minutos, pero que con su buena pretemporada en la gira por Estados Unidos hizo ver a Dembélé que, si quería ser titular indiscutible esta campaña en el Barça, debería trabajar de lo lindo y sacrificarse desde el principio en los entrenamientos.

Dembélé recoge los frutos al buen trabajo

Así lo ha estado haciendo hasta ahora el 'Mosquito', y poco a poco va recogiendo sus frutos. Ya se entiende mucho mejor con Leo Messi y Luis Suárez en el frente de ataque, y aunque a veces pueda ofrecer un aire de despiste constante, se ha ganado al vestuario azulgrana.

Todos valoran la enorme calidad que esconde en las botas, y que demuestra en cada entrenamiento. A partir de ahora, se prevé que esta pueda ser la primera gran temporada de Dembélé en el FC Barcelona. Es posible que, al fin y al cabo, los 105 millones de euros gastados en su fichaje -de momento- puedan acabar dando buen resultado.