POLÉMICA EN LOS BARÇA-MADRID

La confesión de Iniesta sobre los Clásicos de la 'era Mourinho'

Hasta Iniesta perdía los nervios en la 'era Mourinho'
15/05/2018

Hubo una época en la que durante los partidos entre FC Barcelona y Real Madrid se generaba un clima de tensión entre los jugadores y los técnicos que caldeaba el ambiente. En cada Clásico había peleas y tanganas. Iniesta habló sobre ello

En todos los partidos entre el FC Barcelona y el Real Madrid hay un ambiente de rivalidad imposible de frenar. Las pulsaciones de cada jugador van a toda máquina y no es complicado ver rifirrafes en cada Clásico. Es algo lógico al enfrentarse al eterno rival. Sin embargo, hace unos años esta rivalidad sobrepasaba los límites de la deportividad.

Andrés Iniesta participó el lunes por la noche en El Transistor, emitido en Onda Cero y Radio Marca, y explicó lo que daban de si los Clásicos en esa época, en la que Pep Guardiola dirigía al FC Barcelona y el polémico José Mourinho, al Real Madrid. "Hubo una época muy fea, sí. Creo que a vista de todos. No sólo de los jugadores, sino también del público. Hubo imágenes feas", comentó.

"En aquella época viví finales de Copa donde se traspasaban límites de la rivalidad"

El capitán azulgrana confesó que, en algunos partidos, se llegaron a sobrepasar los límites de la rivalidad entre los jugadores de ambos equipos: "Siempre hay tensión y piques, como en este último, pero en aquella época viví finales de Copa donde se traspasaban límites de la rivalidad. Todos fallamos ahí. Por suerte eso se acabó".

Iniesta también habló sobre las conversaciones de los jugadores en los túneles de vestuarios, que actualmente se dan menos por la presencia de las cámaras: "Ahora hablamos menos porque hay cámaras por todos lados. Siempre hablas con compañeros, ves trifulcas... Son cosas normales. Yo nunca he perdido los papeles, aunque alguna vez te aceleras más de lo normal. Intento buscar el equilibrio en lo bueno o en lo malo".

Llamadas de Pep Guardiola

Andrés Iniesta también negó las informaciones que le colocaban en la órbita del Manchester City por unas supuestas llamadas de Pep Guardiola para convencerle: "Pep me ha mandado mensajes, sí. Pero han salido informaciones que no he entendido. No competiré con el Barça. Mi época en el fútbol de élite acaba en el Barça".

Además, admitió que desde la llegada de Guardiola al Barça se demostró que se pueden ganar competiciones importantes: "Tenemos que entender entre todos que lo fue ya fue. Nada será igual. No tiene por qué ser peor. Puede ser bueno o muy bueno. Después de la gran época con Pep ya hemos demostrado que se pueden ganar tripletes y Ligas. Vendrán otros jugadores y se jugará bien al fútbol".