SAMUEL UMTITI NO ESTÁ DESCENTRADO

Las confesiones de Samuel Umtiti tras su último error con Francia

Samuel Umtiti aplaude al final de un partido de la selección francesa
18/06/2018

Después de varios meses brillando con el Barça, Samuel Umtiti perdió algo de fuelle y bajó su rendimiento, y muchos le han acusado de distraerse tras otro error que Francia pudo pagar caro. El central se ha confesado y ha explicado que no está descentrado

La misma seguridad que transmite Samuel Umtiti sobre el terreno de juego la demuestra cuando está lejos de él, pero en sus últimas apariciones ha demostrado ser más humano que nunca. Las distracciones sobre su futuro provocaron un bajón de rendimiento con el FC Barcelona, pero ahora, con todo resuelto, un error suyo estuvo cerca de condenar a Francia. El de Yaundé ha dejado muy claro lo que piensa al respecto.

Su discurso ha sonado a disculpa incluso sin necesidad de pronunciar la palabra, porque el de Yaundé se ha esforzado en dar explicaciones: "Hubo una falta y cuando salto tengo el mal reflejo de levantar el brazo derecho y me toca en la mano, simplemente. Es un error por mi parte pero en ningún caso está hecho adrede".

"Tuvimos la suerte de marcar el primer gol, y unos minutos después encajamos otro de esta manera. Me hizo daño por mis compañeros, pero tuve claro que había que sobreponerse y volverse a centrarse en el partido y cuando marcamos el segundo, honestamente, fui el hombre más feliz del mundo", ha reconocido.

"No hicimos nuestro mejor partido, pero lo importante son los tres puntos porque en un Mundial sabemos que todos los partidos serán complicados. Está claro que intentaremos jugar mejor en los próximos partidos pero bueno, la victoria era realmente muy importante", ha valorado también.

Las bromas sobre sus errores, la coraza de Umtiti

Las palabras de Samuel Umtiti cierran cualquier atisbo de polémica tras la publicación en la que comentó su fallo, riéndose en redes sociales de los 'memes' sobre su penaltiMás que un acto de irresponsabilidad, parece que está es la manera que tiene el zaguero de encajar las críticas, restándoles importancia para seguir adelante.

"Desde un punto de vista personal poder jugar el mundial es brutal. Nos nos dábamos mucha cuenta, al menos yo, pero cuando estás ahí, en el primer partido, te dices: Ah sí, lo hemos hecho, es el primer partido de un mundial. Y te sientes muy orgulloso", ha reflexionado el galo, que espera que todo vaya a mejor en los próximos encuentros.