Gerard Deulofeu celebra con Leo Messi un gol del FC Barcelona

VALVERDE QUIERE ALTERNATIVAS

Aprender a jugar contra rivales rocosos y no ser planos

Publicación:16/10/2017 - 19:11h

Actualización:16/10/2017 - 19:11h

El Barcelona empató a uno ante el Atlético de Madrid en un partido que no comenzó bien -salvo la oportunidad de Messi- y en el que dejó muestras de ser un equipo muy predecible. Se necesitan más recursos para un futuro. La Champions exigirá

Ver calendario del FC Barcelona

El Barça se quedó sin igualar el récord del Tata Martino de ocho victorias seguidas para empezar la Liga, pero sacó un empate que puede ser muy valioso para un futuro. Los de Valverde mejoraron la imagen ofrecida en la primera mitad con la entrada de Deulofeu y Roberto, que dieron aire y velocidad a una banda derecha, hasta entonces, prácticamente inédita.

En la primera parte los azulgrana parecieron un encefalograma plano. Pocas ideas, asociación lenta, nula verticalidad. Y así cuesta mucho romper la siempre correosa defensa rojiblanca. El Atlético tuvo veinte minutos de ataques constantes y tras dos paradones de Ter Stegen, Saúl marcó el primero con un derechazo desde la frontal del área.

De ahí se pasó al muro que Simeone siempre pone cuando el marcador está de su favor. Y el Barça tuvo pocos recursos para llegar a la portería que defendía Oblak. Iniesta lento, Rakitic demasiado atrasado y Messi muy solo. Gomes, desaparecido en combate. Se necesitaba una reacción. Y Valverde la encontró con Deulofeu y Roberto en la segunda parte. El '20' puso el centro medido para que Suárez marcase el empate.

De ahí hasta el final podría haber ganado el Barcelona, pero la realidad, si se hace un balance generalizado, es que los de Valverde dieron muestras de ser un equipo que espera, con demasiada dependencia, una acción aislada de Messi. Lo demás, demasiado plano. Si pensamos en la Champions League puede ser traumático.

La Champions requiere de alternativas

El Barça sigue trabajando para mejorar y encontrar alternativas a su habitual esquema de juego para poder ser imprevisible. Eso explicaba Ter Stegen en una entrevista en la 'UEFA'. Valverde quiere dotar al equipo de más soluciones para partidos puntuales y momentos en los que se requiera jugadas más de pizarra. De lo contrario, los azulgrana tendrán difícil levantar la Orejuda, puesto que se requiere de ir incorporando nuevos conceptos futbolísticos. En ello está Valverde.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 21
FC Barcelona
Ath. Bilbao

FC Barcelona - Ath. Bilbao

Domingo, 31 de enero de 2021 21:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído