Ronald Koeman protesta desde el túnel de vestuarios

MÁS DISCUTIDO QUE NUNCA

Koeman enciende el debate: ¿Su gestión ha tenido más pros o contras?

Publicación:13/05/2021 - 18:56h

Actualización:13/05/2021 - 18:56h

La gestión de Koeman en el Barça ha tenido muchos altibajos, con un conjunto que no acaba de despegar y su figura más discutida que nunca

Ver calendario del FC Barcelona

El FC Barcelona ha sido una montaña rusa de sensaciones en esta temporada bajo las órdenes de Ronald Koeman. El equipo pasó de tener un arranque breve pero muy postivo, un final de 2020 de terror (desde octubre) a dar un salto de calidad impresionante en el comienzo de este año que en LaLiga les permitió mantener una racha de 51 de 57 puntos posibles que invitó a soñar una remontada histórica al Atlético de Madrid en la clasificación, sobre todo porque los 'colchoneros' estaban en caída libre. 

Los blaugrana, después de muchos ajustes, modificaciones, pruebas y cambios de dibujo, se presentaron (hasta el último parón de selecciones), como un equipo confiable y resistente que, ante la irregularidad del Atleti y Real Madrid, era el conjunto que más se destacaba en el campeonato español, pero todo, finalmente, ha quedado como una gran ilusión que está teniendo el peor desenlace que podía haber esperado el barcelonismo, con un equipo que, a pesar de haber ganado la Copa del Rey, está terminando la temporada hundido y más discutido que nunca.

Por supuesto, el primer personaje que sale a flote a la hora de buscar culpables, es el entrenador, Ronald Koeman, que, aunque ha conseguido muchos aspectos positivos con la plantilla, definitivamente nunca ha conseguido dar con la 'tecla' de la regularidad para los azulgrana, sobre todo en los momentos más importantes de la temporada y cuando más se ha esperado del equipo y de su función como técnico, con las derrotas ante el Real Madrid, Atleti, Granada, además de la vergonzosa goleada ante el París Saint-Germain en los octavos de final o frente a la Juventus en la fase de grupos de la Champions League. 

Se ha discutido, a lo largo de esta campaña, que el Barça se esconde y que a los jugadores les 'falta' sangre y competitividad, así como que hay futbolistas que no están a la altura del equipo, pero hay otros tantos que individualmente se han destacado, pero no llega a ser suficiente para levantar a un Barça que lleva años en crisis y que necesita cambios más radicales y relevantes de los que ha implementado el entrenador neerlandés en poco menos de un año y que podría costarle su salida del club al final de la temporada, sin opción de complir su contrato. 

Los grandes errores de Koeman 

Las decisiones del ex seleccionador de Países Bajos siempre han causado controversia en el seno del barcelonismo, sobre todo a lo que sustituciones se refiere. Ante el Levante, quedó retratado tras ingresar a Sergi Roberto en reemplazo de Ronald Araújo para jugar como central, cuando también tenía a Mingueza disponible. El plan fue un desastre y el partido terminó en catástrofe, eliminando prácticamente todas las posibilidades de los azulgrana de llevarse el campeonato o, al menos, de pelearlo hasta el final. 

Sin embargo, el gran desacierto del neerlandés ha sido la zaga defensiva y las 'pruebas' que no han traído resultados favorables, tomando en cuenta todo lo que pasó en el comienzo de temporada, con un 4-2-3-1 que dejó a la vista todos los fantasmas de los azulgrana al momento de defender. A pesar de ello, terminó innovando con la zaga de tres centrales y con los laterales como carrileros, que funcionó por varios meses, pero que ya no sostiene al equipo en el que ni Ter Stegen ha mantenido su nivel. 

¿Toda la responsabilidad es suya? 

Se le puede cuestionar en exceso, pero la realidad es que no toda la responsabilidad la tiene él. Llegó a un equipo en cuadros, literalmente, y hundido anímicamente tras la debacle de Lisboa con goleada del Bayern Múnich (2-8), además de encontrarse con la máxima estrella del equipo, Leo Messi, en la puerta de salida del club y con un desánimo que le pasó factura en la primera parte de la temporada. Por otra parte, a pesar de que tuvo las incorporaciones de Pedri, Dest o Pjanic, la directiva azulgrana no pudo 'complacerle' con los fichajes que él había pedido (Eric García, Memphis Depay, Wijnaldum...) que tenían la intención de fortalecer posiciones que estaban en cuadro. 

Al mismo tiempo, se enfrentó a un equipo sin nueve, con la salida de Luis Suárez, y con una plaga de lesiones impresionantes a consecuencia de lo apretado y complicado del calendario, que obligó al Barça (y el resto de los equipos) a 'sobrevivir' a partidos cada dos y tres días, fundiendo a los jugadores y dejándoles muy poco margen para su recuperación. No se le puede defender, en ningún caso, por cómo está terminando el curso el equipo, pero sí se tiene que tomar en cuenta todo los 'retos' a los que se ha enfrentado desde que aterrizó en la Ciudad Condal desde el pasado mes de agosto.

Contenido relacionado
Hoy destacamos

Lo más leído