Gianluigi Buffon es el último escollo del FC Barcelona hacia la semifinal de Champions

La MSN se conjura ante la Juve

Objetivo: Gianluigi Buffon, el "muro" debe sufrir al Barça

Publicación:17/04/2017 - 16:32h

Actualización:19/04/2017 - 22:42h

Después de ser clave con tres antológicas paradas en la ida, Gianluigi Buffon se presenta como la cara más visible del muro juventino que el FC Barcelona debe sobrepasar si quiere pasar a semifinales. La MSN ya se encuentra conjurada para hacerlo

Ver calendario del FC Barcelona

El FC Barcelona necesita tres goles para igualar la eliminatoria ante la Juventus de Turín. O lo que es lo mismo, superar en tres ocasiones al mejor portero del mundo (y probablemente de la historia) para alcanzar el sueño de estar vivos en la vuelta de los cuartos de final de esta Champions League 2016-2017. Pero atravesar esa trinchera que montará Allegri en el Camp Nou no será nada fácil, pero para ello los blaugranas cuentan con la MSN.

Leo Messi, Luis Suárez y Neymar Júnior llevan desde la derrota en Turín mentalizados en superar ese muro que en el Juventus Stadium se hizo tan grande. Esa defensa que, capitaneada por un señor de 39 años llamado Gianluigi Buffon, les hizo parecer meros alevines atacando a una escuadra de veteranos de guerra. El mismo "Gigi" dejó ver su gran momento de forma salvando tres ocasiones cruciales para los culés.

La primera fue en el primer tiempo y con sólo un uno a cero en el marcador. Iniesta no pudo con el "paralotodo" italiano. En el segundo tiempo, Luis Suárez fue quien mordió el polvo en sendas ocasiones. Eso ha motivado al uruguayo que quiere que esta noche sea su noche.

Atravesar la mejor defensa del torneo

Pero para que sea así, para que el Camp Nou vuelva a vivir una noche mágica y para que todos vuelvan a creer en el "triplete" antes del Clásico, el objetivo debe ser batir a Buffon. Veterano de mil batallas, el cancerbero será la cara visible de un sistema defensivo que ya descansó en Pescara y espera, sibilinamente, su gran noche.

Por lo que hace al meta, su motivación no puede ser mayor. Sabe que tiene en sus manos (nunca mejor dicho) una de las últimas oportunidades de colarse en el Olimpo y luchar por la Champions League que todavía no tiene en su palmarés. Lo hará estando igual de ágil y con los mismos reflejos que demostró en el Parma. En la 2001-2002 fichó por los bianconeri y, desde entonces, es el portero titular de una de las escuadras más grandes del continente. Sabe que en esto del fútbol sólo le queda el presente tras haber reinado en el pasado, pero lo sigue disfrutando como el primer día.

Hoy destacamos

Lo más leído