Primer mazazo de la temporada

Primer mazazo de la temporada

Primer mazazo de la temporada

Publicación:3/02/2014 - 17:40h

Actualización:

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Pese a que el Barcelona ya había sufrido algunos contratiempos durante la presente campaña, la derrota en el Camp Nou ante el Valencia se puede considerar la primera gran decepción de la temporada, y no será la última si el equipo no consigue mejorar y mucho en el aspecto defensivo y se muestra más efectivo de cara a gol

Paradójicamente, el F.C. Barcelona jugó ante el Valencia 30 minutos, los iniciales, que fueron de los más completos del equipo desde que ?Tata? Martino cogió las riendas. En la primera media hora, el conjunto azulgrana presionó con intensidad a su rival y tuvo suficientes ocasiones de marcar como para poder sentenciar el partido. Pero el Barça volvió a perdonar y esta vez lo acabó pagando muy caro.

Se controló el partido en sus inicios, se llegaba a la portería de Diego Alves con facilidad, pero no se disparaba a puerta tan fácilmente y, cuando se hizo, el portero brasileño consiguió salvar a su equipo de encajar más tantos en contra.

Para más castigo, el Valencia C.F. consiguió un gol justo antes del descanso, poniendo el empate a uno en el marcador y dejando el partido completamente abierto para la segunda mitad. Fue precisamente la segunda parte la que mató al Barcelona, que en lugar de salir al campo a demostrar que quiere ganar la Liga y a defender su estatus de líder de la clasificación, realizó un segundo tiempo para olvidar: No hubo más presión sobre el rival, la defensa y la actitud defensiva fueron horribles una vez más y, como suele pasar en estos días, la suerte tampoco acompañó a los blaugranas.

Tras marcar el conjunto ?che?el segundo gol que les ponía por delante, el Barça hizo un amago de querer algo más, y el árbitro se equivocó concediéndoles un penalti que nunca se debía haber pitado. Empató Messi, pero a partir de ahí el conjunto barcelonista desapareció, dejándose marcar el tercero y no siendo capaz de reaccionar ante ese último varapalo de los del recién estrenado Juan Antonio Pizzi.

El encuentro del pasado sábado supuso que se destaparan varias cosas que son motivo de preocupación. El Barça encajó 3 goles jugando como local, algo que es verdaderamente desesperanzador. El equipo sólo ha onseguido 5 de los últimos 12 puntos posibles en Liga, lo que ha propiciado que hayan perdido el liderato.

La derrota en el Camp Nou es la primera que cosechan los azulgranas después de una racha de 25 partidos sin haber sido doblegados jugando ante su afición. Los problemas en la directiva podrían estar afectando al equipo más de lo que incialmente parecía, algo hasta cierto punto lógico tras la marcha de Sandro Rosell y todo lo que el ¨caso Neymar¨ está generando.

Y con todo este panorama, en Manchester se frotan las manos pensando en que en tan sólo dos semanas tienen que verse las caras en la eliminaroria de la Champions League con un Barcelona que no se encuentra en su mejor momento, aunque a decir verdad, en nigún momento de esta temporada los azulgranas han estado a un nivel brillante ni se les ha visto como el conjunto sólido de otras temporadas.

Queda poco a lo que encomendarse. Este Barça sólo puede ganar títulos si se dan 3 cosas a la vez: Vuelve Neymar al mismo nivel que estaba o incluso mejor, la defensa cambia de la noche a la mañana y empieza a mostrarse segura (aquí la única solución actual pasa por apostar más por Puyol y Bartra, e incluso por Montoya que se merece también más minutos viendo que Alves tampoco está en su mejor momento) y que Leo Messi también coja la forma y comience a marcar goles al ritmo que siempre lo ha hecho. Con todas esas cosas juntas, los azulgranas tendrían posibilidades de volver a ser favoritos para ganarlo absolutamente todo. El problema es que como alguna de ellas no se cumpla, podríamos estar hablando de un año en blanco.

Martino, cada día que pasa, da más el equipo a pesar de que los jugadores no estén en forma o no jueguen aceptablemente. Parece que no quiere problemas, que tiene miedo de que sentando a algunos jugadores pueda perder el control del vestuario, que tampoco sabemos si lo ha llegado a controlar completamente en ningún momento. Pero su inmovilismo está llevando al equipo a una deriva negativa de la cual va a ser complicada rectificar como siga así.

Los jugadores también tienen su parte de culpa. Hay algunos, y no es momento de volver a citar nombres porque están en la mente de casi todos los aficionados blaugranas, que parece que este año están en otras cosas, llámese Mundial, llámese vida privada o llámese ?a ver donde me voy la temporada que viene si las cosas no salen bien?.

En estos días uno se acuerda de la figura de alguien que tristemente nos acaba de dejar, Luis Aragonés. Con un técnico como él en el banquillo no pasaría ninguna de las 2 cosas: Al ¨sabio de Hortaleza? no le temblaba la mano, y sino que se lo pregunten a Raúl, y desde luego no dejaba que nadie se le durmiera en los laureles, más que nada porque ya se encargaba él de despertarlo con cuatro gritos bien pegados y a tiempo. Descanse en paz.

Marcelo Méndez Mingot

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 34
Villarreal
FC Barcelona

Villarreal CF - FC Barcelona

Domingo, 5 de julio de 2020 22:00h
Estadio de la Cerámica
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído