Griezmann, durante un partido con el Atlético

EL BARÇA NO DEBE DECAER

Griezmann hubiese podido ser un problema para el Barcelona

Publicación:14/06/2018 - 23:51h

Actualización:15/06/2018 - 00:30h

Antoine Griezmann finalmente decidió no fichar por el FC Barcelona. Pese a que el francés es un fantástico jugador de fútbol, el equipo azulgrana no tenía una necesidad real de ficharle. Simplemente se trataba de una oportunidad de mercado

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Antoine Griezmann decidió finalmente rechazar la propuesta del FC Barcelona y aceptar la del Atlético de Madrid. El club rojiblanco le ofrecía un salario bastante superior al que hubiese percibido en la entidad catalana y, además, recibió la promesa de que se le montaría un equipo a la altura de competir por todos los títulos.

El Barça tenía entre ceja y ceja el fichaje del delantero francés. Es cierto que Griezmann es uno de los mejores delanteros del mundo, pero la necesidad de tenerle en la plantilla azulgrana respondía más a una necesidad económica que deportiva. El '7' rojiblanco tenía una cláusula de rescisión de 100 millones de euros, una cifra muy baja en comparación con los precios que se están pagando por los cracks del momento.

Fichar a uno de los mejores jugadores del planeta por 100 millones en un mercado con una inflación total de los precios era una oportunidad de oro para sacar el mejor negocio posible en cuanto a calidad y precio. Griezmann se había convertido en el gran 'chollo' del mercado de fichajes y en el club azulgrana querían aprovecharlo.

Sin embargo, su incorporación hubiese podido ser un problema a nivel deportivo. Antoine Griezmann ha triunfado en la posición de enganche, de segundo punta por detrás de un delantero centro fijo y teniendo total libertad de movimientos. ¿Les suena este perfil de jugador? Sí: el de Leo Messi. El argentino es el que adopta ese rol en el Barça, motivo que habría obligado a Griezmann a reinventarse.

Griezmann no hubiese tenido la libertad necesaria en el Barça

En el Atlético de Madrid ha fracasado cada vez que se le ha intentado cambiar de posición. Actuando como delantero centro antes de que Diego Costa pudiese jugar por la sanción, tuvo un rendimiento muy gris, ya que jugando como '9' perdía toda su capacidad de llegada desde segunda línea y de asociación con los compañeros desde la mediapunta.

Tampoco funcionó cuando se le escoró a la banda. Griezmann no destaca especialmente por ser muy rápido o un virtuoso del regate y de la fantasía, sino que necesita libertad para jugar como mediapunta llegador y enlazar con los delanteros o los centrocampistas. Repetimos: en el FC Barcelona ese rol es de Messi y el francés hubiese tenido que jugar mucho más estático, algo que le hubiese restado efectividad. Tal vez el ahorro de 100 millones en su fichaje no sea tan mala noticia para el Barça.

Próximo partido del FC Barcelona

Trofeo Joan Gamper | Partido único
FC Barcelona
Elche CF

FC Barcelona - Elche

Sábado, 19 de septiembre de 2020 19:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído