FEO GESTO HACIA EL REAL MADRID

Gareth Bale deja tirado al Real Madrid: ¡Se fue del Bernabéu a medio partido!

Gareth Bale y el feo gesto con sus compañeros
07/01/2019

Pese a que Gareth Bale lleva varias temporadas en el Real Madrid, la falta de implicación del galés en el equipo blanco está llegando a límites insospechados. Este domingo, en plena derrota madridista, abandonó el Santiago Bernabéu sin importarle el resultado

Gareth Bale sigue siendo uno de los grandes problemas para el Real Madrid. El jugador destinado a ser el gran estandarte del nuevo proyecto blanco está cada vez más lejos de ese papel de líder que se le reclamaba desde que se convirtió en el fichaje más caro de la historia del Real Madrid al pagar más de 100 millones de euros al Tottenham por él.

El delantero galés no está cumpliendo en ninguno de los aspectos deseados. Su rendimiento sobre el terreno de juego es tremendamente intermitente, siendo decisivo en algunos partidos pero sin influencia en otros. Además, las lesiones le persiguen desde que llegó al Santiago Bernabéu, ya que ha sufrido un total de 22.

Pero si hay algo que realmente pone de los nervios al madridismo es su falta de implicación. Unas imágenes captadas por el Chiringuito de Jugones mostraron como Bale, el pasado domingo, se marchó del Santiago Bernabéu a medio partido, con su equipo perdiendo ante la Real Sociedad. Algo que choca con la obligación de todos los no convocados a quedarse hasta el final en el estadio.

Gareth Bale y su naufragio en el Real Madrid

La situación empieza a ser insostenible con Bale, aunque no parece ser nada nuevo. La pasada campaña ya se especulaba con la marcha del británico a la Premier League, ya que había varios equipos dispuestos a darle cancha. El hecho de que Bale había perdido su puesto como titular junto al de que todavía tenía cartel en el mercado hacía prever una venta inminente.

No obstante, la actuación del galés en la final de Champions League ante la Juventus -fue suplente pero marcó dos goles- pareció cambiarlo todo. El Real Madrid se replanteó la venta del galés y apostó por traspasar a Cristiano Ronaldo, que pedía más dinero para renovar y que ponía de los nervios al club con sus salidas de tono.

Con Cristiano Ronaldo fuera del equipo, el Real Madrid le otorgó galones al ex del Tottenham, pero no los ha aprovechado. Lejos de ser ese jugador que debía reivindicarse tras la marcha del luso, se mantiene errático y apático, algo que enerva al Santiago Bernabéu. Además, sus continuas lesiones y su falta de implicación con sus compañeros pueden acabar sentenciándole.