EL DEL BARÇA SENTENCIA

Un gol de Samuel Umtiti tumba a Bélgica y Francia es finalista del Mundial (1-0)

Los jugadores de la selección de Francia celebran un gol en el Mundial
10/07/2018

Bélgica arrancó el enfrentamiento dando miedo, pero lo que importa no es como se empieza sino como se acaba. Francia supo reponerse al empuje de los 'red devils' y un tanto de Samuel Umtiti decantó la balanza para los 'bleus', que están en la final del Mundial

Suele decirse que bien está lo que bien acaba, y para Francia es más real que nunca después de meterse en la final del Mundial. Bélgica quiso hacerse grande acosando durante los primeros minutos, pero su adversario fue creciendo poco a poco y con ventaja nadie le puede parar. Los hombres de Didier Deschamps están a un partido del título.

Si el encuentro hubiera sido una obra de teatro, el arranque hubiera ido de la mano de un monólogo de Eden Hazard, que se echó a su equipo a la espalda y empezó a hacer sangre en la defensa de los galos. Los de Roberto Martínez continuaban con el trabajo que les ha llevado a la penúltima ronda, revolucionados en la ofensiva y muy atentos al corte, recuperando rápido y arriba para volver a atacar.

Dos chispazos del de La Louvière fueron las ocasiones más peligrosas de inicio, con los 'red devils' rondando la portería de Hugo Lloris y los 'bleus' muy atrás, un papel que han aceptado a lo largo del torneo pero que esta vez parecía jugar con fuego. Esta competición, eso sí, tiene hueco para muchas sorpresas, y cuando más cerca parecía el gol de unos, los otros empezaron a despertar.

Los 'picotazos' de los franceses empezaron a hacerse notar a medida que Kylian Mbappé carburaba, y con Olivier Giroud dando los primeros avisos fue Benjamin Pavard el que se pudo estrenar. El de Bondy filtró un pase que dejó sólo dentro del área al lateral, pero su disparo cruzado lo desvió un inspirado Thibaut Courtois que, como siempre, volvió a ser una garantía.

Umtiti decide para Francia

El marcador se marchó a cero al descanso pero en la reanudación no pudo aguantar más, y cuando sólo habían transcurrido seis minutos del segundo tiempo lo inauguró un testarazo de Samuel UmtitiEl central se anticipó a Marouane Fellaini y remató en el primer palo un córner de Antoine Griezmann, enviando el balón a la red y enloqueciendo con una diana que bien puede valer un Mundial.

Francia se creció porque cuando se adelanta es implacable, y cerrando líneas en defensa y estirando su delantera puso en problemas a Bélgica. El conjunto rojo no lograba tener el balón y entró en un intercambio de golpes, sin llegar a inquietar demasiado y exponiéndose a que muy pronto llegara el gol de la sentencia.

En varias ocasiones se quedaron los de Roberto Martínez a escasos centímetros de empatar, pero sus intentos no tuvieron premio y los de Deschamps supieron jugar con el cronómetro a favor. El tiempo se agotaba y la igualada se perdía, y tampoco valió una parada salvadora de Courtois porque en el área belga se acabó el encuentro. Los franceses son finalistas.