AL-KHELAÏFI CONTINÚA SU CRUZADA

Sigue la guerra: Nuevo episodio de tensión entre PSG y FC Barcelona

Nasser Al-Khelaïfi y Florentino Perez en un partido de Champions
11/10/2018

Sus disputas empezaron hace tiempo, pero en los últimos meses ha vuelto a haber roces en el mercado de fichajes y las declaraciones cruzadas no están gustando. Como consecuencia, El PSG ha prohibido la presencia de uno de sus directivos en un acto organizado por el Barça

Ya hace años que empezaron las fricciones, pero la guerra entre FC Barcelona y PSG no parece tener fin. Por cuestiones deportivas, de fichajes o declaraciones cruzadas, se multiplican las tensiones entre catalanes y parisinos, que coinciden en algunos actos relacionados con el fútbol europeo en los que también han empezado a tomar medidas.

Según 'L'Équipe', a los galos no les habrían sentado bien las últimas afirmaciones de Josep Maria Bartomeu, que consideró ideal la investigación de la UEFA por el 'Fair Play Financiero'. El 'clausulazo' de Neymar fue la última puñalada en una batalla que está lejos de una tregua, y desató las sospechas de un organismo internacional al que presionaron clubes como la Juventus, el Bayern de Múnich o el propio Barça.

En pleno juicio por sus movimientos internos y por una economía que está bajo la lupa, Nasser Al-Khelaïfi ha reaccionado con sus propias armas, aunque esta vez no ha apostado por otra peligrosa propuesta a uno de los titulares azulgrana. El perjudicado, en esta ocasión, ha sido de puertas hacia adentro, rompiendo la importante red de conocimientos que mantienen los clubes del viejo continente.

El Barça organiza el 'Sports Technology Symposium' en el Camp Nou, y el representante de los parisinos tiene vetada su presencia. Este congreso tendrá lugar el 15 y 16 de noviembre en la Ciudad Condal, pero no contará con el responsable de estadísticas de los partidos de los 'bleus', Adrien Tarascon, que ha recibido la orden de evitar los contactos con el enemigo.

Adrien Rabiot, otro fichaje 'bomba' cruzado entre Barça y PSG

Para redondear la situación, el conflicto se mantiene en la parcela de fichajes personificado en Adrien Rabiot, al que el PSG quiere renovar sin éxito porque el jugador no está convencido con su oferta y se plantea seriamente trasladarse al Barça. En los próximos meses habrá un veredicto, pero su futuro se está tiñendo cada vez con más nitidez de color azulgrana.

El de Saint-Maurice acaba contrato en 2019 y en enero será libre de negociar con cualquiera de sus pretendientes, lo que implica que podría pasarse seis meses más en el Parque de los Príncipes a pesar de estar 'atado' por los culés. En el fútbol no se puede dar nada por hecho, pero este golpe apunta a ser para los franceses.