DE LIGT MARCÓ; DE JONG BRILLÓ

La Holanda de De Jong y De Ligt vence a Inglaterra (3-1) y jugará la final de la Nations League

De Jong, en una imagen de archivo
07/06/2019

Holanda sigue demostrando que tiene un equipo con mucho talento. Los de Ronald Koeman derrotaron a Inglaterra en la prórroga y jugarán la final de la UEFA Nations League. De Jong brilló en la medular y De Ligt marcó un gol

La Selección de Holanda sigue demostrando que es una firme candidata a triunfar en el continente europeo. Este jueves, la 'orange' consiguió derrotar a Inglaterra (3-1) en las semifinales de la UEFA Nations League y tendrá la oportunidad de jugar la final ante Portugal del próximo domingo a las 20:45 horas en Do Dragao.

Y eso que no empezaron nada bien las cosas para los de Ronald Koeman ya que Matthijs de Ligt, defensa pretendido por el FC Barcelona de cara al próximo verano, cometió penalti sobre Markus Rashford que el propio delantero del Manchester United se encargó de transformar para dar ventaja a los británicos en el primer tiempo.

Sin embargo, el joven defensa -todavía jugador del Ajax de Ámsterdam- se desquitó de su error en el segundo tiempo, anotando de cabeza un gol que le daba al equipo de los Países Bajos la oportunidad de forzar la prórroga . En ese tiempo de prolongación, los errores defensivos ingleses acabaron decantando el choque.

En el minuto 96, llegó un error de bulto de Stones que condenó por completo a la selección inglesa. El central del Manchester City regaló el balón a Memphis Depay, que disparó a quemarropa pero se encontró con la parada de Pickford. Walker y Promes fueron a por el balón, pero el holandés lo introdujo en su propia portería.

Poco después, sería Barkley el que regalaría el balón con un pase atrás a Depay, que dio el de la muerte para un Promes que remató a placer al fondo de las mallas. Los errores gravísimos de la defensa inglesa regalaron el billete a la final a Holanda, que se las tendrá que ver con Portugal en la finalísima.

Buen nivel de De Jong y De Ligt

Tanto Frenkie de Jong -ya fichado por el FC Barcelona- como Matthijs de Ligt -con el futuro todavía en el aire- jugaron un buen partido. El centrocampista culé fue la brújula de Holanda en el centro del campo y repartió el juego con gran clarividencia. De Ligt, pese a que falló en la jugada del penalti, luego rectificó con un golazo de cabeza.