DEMBÉLÉ SIGUE PROGRESANDO EN FRANCIA

La jugada de fantasía de Ousmane Dembélé que maravilló durante el Francia-Islandia

Ousmane Dembélé se lamenta tras una ocasión fallada
12/10/2018

Tendrá que seguir trabajando para consolidarse como titular en el FC Barcelona y la selección, pero Ousmane Dembélé continúa dejando muestras de su gran calidad en sus apariciones. En el Francia-Islandia provocó los aplausos de la grada con una jugada de fantasía

Tiene 21 años y mucho trabajo pendiente para consolidarse en dos de los mejores equipos del mundo, pero Ousmane Dembélé sigue demostrando que tiene un tremendo potencial del que FC Barcelona y la selección francesa pueden beneficiarse. En el amistoso contra Islandia de este jueves fue una de las grandes atracciones, y aunque no completó su mejor actuación, sí dejó algunas jugadas para el recuerdo.

El Stade de Roudourou presenció un enfrentamiento de lo más disputado, en el que los visitantes llegaron a situarse con un 0-2 que los pupilos de Didier Deschamps pudieron remediar en los instantes finales. Una reacción orgullosa de los 'bleus' puso las tablas en el marcador con dos tantos en los minutos 86 y 90, lo que añade motivación en la previa de su compromiso en la UEFA Nations League.

El de Vernon fue protagonista en una acción que provocó los aplausos de la grada y que define a la perfección sus cualidades, tan aptas para un fútbol físico como para favorecer un auténtico espectáculo. Empezó con una carrera marca de la casa, en la que dejó atrás a varios contrincantes y con la que se plantó a máxima velocidad en la línea de fondo.

El primer "¡Ooooh!" de los aficionados llegó con un recorte que dejó sentado a su marcador, que quedó anulado y fuera del campo, pero aún iba a quedar espacio para más. El segundo llegó con un centro de rabona que alcanzó el punto de penalti con facilidad, pero que por desgracia no encontró a un rematador galo y sí a un zaguero islandés.

La intermitencia, el problema que persigue a Dembélé

A pesar de salir en el vídeo de mejores jugadas, Dembélé volvió a acumular reproches por su actuación, marcada por una intermitencia que el delantero no logra dejar atrás. Tiene las condiciones ideales para convertirse en un crack mundial, pero debe apuntalarlas a base de un compromiso, esfuerzo y mentalidad que de momento le están costando más.

La parte buena es que con su edad todavía tiene margen de mejora, y está acompañado por técnicos y estrellas que pueden prestarle ayuda. El salto de su primera temporada en Barcelona a la segunda ha sido tremendo, y toca apoyarle y confiar en que puede seguir progresando. Muchos le auguran un futuro brillante, y está en sus manos alcanzarlo.