Philippe Coutinho, Malcom y Ousmane Dembélé en un viaje con el Barça

PRIMERA TEMPORADA DIFÍCIL EN EL CAMP NOU

El Barça estudia seguir el ejemplo de Dembélé para ayudar a Malcom

Publicación:25/01/2019 - 13:10h

Actualización:25/01/2019 - 16:27h

El FC Barcelona ha apostado fuerte recientemente por los fichajes de algunas jóvenes promesas, aunque no todas lo están teniendo fácil para adaptarse a la exigencia del Camp Nou. Los culés podrían aprovechar el ejemplo de Ousmane Dembélé para ayudar a Malcom

Ver calendario del FC Barcelona

El FC Barcelona sigue metido de lleno en la renovación generacional de su plantilla, que espera ajustar para prepararla para los desafíos de presente y de futuro del club. La estrategia en la Ciudad Condal pasa por extender los contratos de algunas de sus grandes referencias e ir sumando juventud a base de fichajes y cantera, una misión que está resultando complicada dada la exigencia que implica jugar en el Camp Nou.

Precisamente, las dificultades en la adaptación de los recién llegados se han convertido en un obstáculo que se ha tenido que trabajar en el vestuario, para evitar que alguno de ellos se queden por el camino. En la lista de incorporaciones recientes, Clément Lenglet, Arthur o Arturo Vidal han superado los baches iniciales, pero con Philippe Coutinho, Ousmane Dembélé y Malcom tocará esforzarse algo más.

Con el carioca tratando de reencontrarse con el gran nivel que mostró en sus primeros seis meses como azulgrana, en este curso han llamado la atención los dos extremos, que siguen dinámicas opuestas que los técnicos quieren controlar. En el caso del francés, para que cuando vuelva de su lesión siga en el camino ascendente que le ha confirmado como estrella, y en el del brasileño, para que no se pierda entre las dudas y empiece a dar alegrías a los aficionados culés.

En el conjunto catalán se han observado ciertos detalles que unen a Dembélé y Malcom, y que con el ejemplo del galo, podrían servir para ayudar al ex del Girondins de Burdeos. Ambos tienen 21 años, dieron el salto a uno de los mejores equipos del mundo y han tenido problemas en sus primeros meses como azulgranas, con algunos puntos en común y otros bien distintos, pero que podrían colaborar en el rescate del joven.

Pese a que el carácter de Ousmane, más cerrado que el de su compañero, también añadió complicaciones a la mezcla, cabe destacar que tras un primer año marcado por lesiones y la falta de rendimiento, por fin ha explotado en el Barça, algo que invita a tener paciencia con el de Sao Paulo. Con la dosis adecuada de cariño, exigencia, minutos y confianza se puede revertir una situación desagradable, que, como el de Vernon, podría transformarse en beneficio colectivo.

Malcom no quiere pensar en abandonar el Barça

Es por eso que desde el club, de momento, se ha apartado la idea de un traspaso, una posibilidad que tampoco convence al jugador. Hoy por hoy, lo mejor es tratar de aprovechar sus cualidades, puliendo sus defectos y potenciando sus virtudes. Después, en un verano en el que ya sumará un año de entrenamientos y algunos partidos, tocará juzgar la mejor alternativa para todos, porque es cierto que su condición de extracomunitario y el altísimo ritmo de vida de la Ciudad Condal son una amenaza real para su futuro. Cuando pase este breve periodo de margen, Malcom se enfrentará a su examen final en el Barça. Hasta entonces, tiene la oportunidad de dar un golpe sobre la mesa.

Hoy destacamos

Lo más leído