Leo Messi, dolorido tras una fuerte entrada de un rival

DURO CHOQUE CON OSPINA

Messi dio el susto y no fue capaz de brillar en el templo de Maradona

Publicación:26/02/2020 - 00:58h

Actualización:26/02/2020 - 00:58h

Además de Gerard Piqué, otro jugador culé que podría haberse lesionado ante el Nápoles fue Leo Messi. El argentino protagonizó un fuerte choque con Ospina y no pudo brillar en San Paolo

Ver calendario del FC Barcelona

Todas las miradas estaban puestas en Leo Messi antes, durante y después del Nápoles-Barça. El rosarino visitaba este martes el templo de Diego Armando Maradona, pero en línea con el resto de sus compañeros no fue capaz de brillar en San Paolo. 'La Pulga' lo intentó de todas las maneras, pero la falta de movilidad de los jugadores culés y el masivo repliegue de los locales impidieron que generase peligro.

Dos o más jugadores le presionaron cada vez que recibió el balón, y le costó horrores encontrar posición de disparo dentro o fuera del área. Para colmo, estuvo cerca de lesionarse en la segunda mitad, cuando protagonizó un fuerte choque con David Ospina. Ambos se encontraron en la lucha por un balón dividido y el rosarino clavó los tacos en el pecho del colombiano.

Messi terminó algo dolorido de la rodilla, pero por fortuna pudo continuar sin problemas sobre el césped, de la misma forma que el portero napolitano. Más allá de ese encontronazo, poca cosa reseñable se puede decir sobre el partido de Leo Messi. Algunos acercamientos, un disparo a las nubes y muy pocas combinaciones al espacio, teniendo en cuenta que sus compañeros apenas le ofrecieron líneas de pase.

La mejor versión de Leo Messi se quedó en Barcelona, y también la de todo el equipo. Seguro que al '10' le habría gustado no marcar alguno de los goles que endosó al Eibar el pasado fin de semana y reservárselo para Nápoles, donde no dispuso de la pólvora ni la imaginación necesarias para marcar diferencias.

El Barça necesitará al mejor Messi en el partido de vuelta

De cara a la vuelta en el Camp Nou, de aquí a tres semanas, habrá tenido tiempo para recuperar fuerzas y motivarse. Messi sólo ha podido anotar dos goles en lo que va de Champions League, si bien es cierto que se perdió los primeros partidos de la fase de grupos por culpa de la inoportuna lesión que sufrió a principios de la presente temporada 2019-20.

En cualquier caso, el FC Barcelona consiguió un buen resultado en San Paolo y afrontará la vuelta con la seguridad de amarrar el pase a cuartos en el santuario culé. Un Camp Nou, recordemos, donde el Barça acumula 35 partidos consecutivos invicto en la máxima competición continental de clubes. Esperemos que pronto podamos sumar uno más a la lista.

Contenido relacionado
Hoy destacamos

Lo más leído