Ousmane Dembélé en un entrenamiento con el FC Barcelona

CON DEMBÉLÉ NO VALEN LAS CESIONES

Ousmane Dembélé tiene un largo camino por recorrer, pero debe hacerlo en el Barça

Publicación:2/06/2018 - 00:02h

Actualización:2/06/2018 - 02:03h

Su primer año en el FC Barcelona no ha sido para recordar, pero la apuesta por Ousmane Dembélé es firme. El francés aún es demasiado intermitente, pero ha dado muestras de su calidad y el tiempo será su mejor aliado. Debe seguir creciendo en el Camp Nou

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El camino para ser una estrella no es nada fácil, y eso lo saben bien todos los que han trabajado para consagrarse. Con apenas 20 años, Ousmane Dembélé se ha enfrentado a un obstáculo serio, pero a base de insistir está rompiendo sus barreras. Sus primeros pasos en el FC Barcelona no han sido fáciles, pero la mejor manera de consolidarse es seguir vistiendo de azulgrana.

En un mercado de fichajes en el que va ser protagonista de numerosas noticias, la mejor señal para el francés será su permanencia en la Ciudad Condal. Ni cesiones, ni traspasos, ni intercambios de locura, lo más adecuado para su progresión es seguir jugando en el Camp Nou, para aprender a encajar sus características y hacerse con un equipo que para empezar ya se lo ha puesto difícil. 

La historia del galo se ha vinculado peligrosamente a Neymar, empezando por el precio que 'obligó' a pagar el brasileño por el que apuntaba a ser su sustituto. El 'clausulazo' por el de Sao Paulo derivó en una millonada por el de Vernon, que salió del Borussia Dortmund tras un plante que le costó su primer error en su aventura en la capital catalana.

Dembélé pagó a su llegada todos los peajes que un joven puede pagar. Un entorno familiar inestable, un carácter tímido y un nuevo mundo en Barcelona, con mucha presión y decorado con dos lesiones graves encadenadas que le dejaron 'tocado' hasta el final de la campaña. Él mismo lo reconocía, nunca tuvo el ritmo adecuado para poder desplegar su juego, y fueron demasiadas cuestiones contra las que luchar.

El primer año del paulista en el equipo tampoco fue sencillo, pero su diferencia de carácter y algo más de suerte hicieron el resto. A Ousmane pocos le dieron el beneficio de la duda, aún cuando muchos opinaban de los millones que costó sin haberle visto más que en cuatro resúmenes y en unos minutos con la elástica del Barça. El relevo de Neymar tenía que rendir pronto, sin ni siquiera dejarle margen para un exigente periodo de adaptación.

Dembélé explota con el Barça y con Francia

La electricidad del brasileño y, en este caso, del francés necesita tiempo para amoldarse a una filosofía muy distinta del Barça, aunque eso no significa que no vaya a encajar. Aunque lo ha hecho con intermitencia, Dembélé ya ha dado muestras de lo que puede aportar, con desborde, asistencias e incluso unos goles en los que todavía puede trabajar.

Y es que precisamente es eso, tiempo y trabajo lo que necesita para mejorar, pero eso no se consigue en un curso para olvidar en el que no ha tenido ni la regularidad ni la estabilidad necesarias para poder explotar. Bien se ha visto que las conclusiones han sido mejores al final, y es que su rendimiento ha ido escalando para dejar un balance que acelera claramente de menos a más.

Exhibiciones como la del día del Villarreal han devuelto la esperanza al Camp Nou, con muchas ganas de ver la temporada que viene a ese futbolista que también maravilla con Francia. No va a ser sencillo y nadie le va a regalar nada, pero tiene un año más de experiencia y está decidido a convertirse en estrella. Y debe, y puede, hacerlo en su nueva casa, lo que ahora es el Barça.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 3
FC Barcelona
Villarreal

FC Barcelona - Villarreal CF

Domingo, 27 de septiembre de 2020 21:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído