Luis Suárez en el banquillo en el partido ante Venezuela

Reacciona a la polémica

Suárez da la cara: "La calentura viene por la impotencia"

Publicación:11/06/2016 - 23:30h

Actualización:12/06/2016 - 00:54h

El atacante de Salto salió en rueda de prensa para aclarar un supuesto enfado con el seleccionador de Uruguay Óscar Tabárez. "Si Tabárez me hubiera dicho de salir, igual ahora estaría lamentándome por una esquina", afirmó Luis Suárez

Ver calendario del FC Barcelona

Fue una de las imágenes del partido entre Venezuela y Uruguay que se acabaron llevando los primeros. Luis Suárez, enfadado y pidiendo explicaciones al cuerpo técnico charrúa, se acababa sentando en el banquillo al que golpeaba con el brazo, preso de la impotencia máxima de ver como los suyos perecían sobre el terreno de juego y él no podía hacer absolutamente nada.

Pero lo cortés no quita lo valiente y Suárez es un hombre que siempre da la cara. De calentones también, pero respetuoso no lo hay como él. Por ello quiso dar la cara ante la prensa para dejar claro que está a muerte con el seleccionador Óscar Tabárez y también para pedir perdón por sus modales, pues fue fruto de la frustración.

"Tabárez ya había dicho el día anterior que no podía jugar porque no estaba ni al 90%", comenzó diciendo "el pistolero". "Se ha dicho que no podía saltar al campo, pero si estaba en el banco sí que podía salir a la cancha", matizó el nueve que explicó el porqué estaba calentando si los técnicos sabían que no iba a jugar. "Yo decidí salir a calentar, entre todos estábamos volviendo loco al cuarto árbitro", dijo.

Entrados ya en el tema, Suárez explicó que "la calentura viene por la impotencia, por querer jugar sabiendo que no podía jugar. Es lo mismo que ocurrió en el Mundial". Siempre humilde, quiso pedirle nuevamente disculpas al "Maestro" Tabárez. "Ustedes me conocen. Yo me quería meter. Es problema mío y no del 'Maestro'. Todo el mundo sabe cómo es el Maestro y yo no me voy a meter. Me conoce y le estoy agradecido", comentó.

"Si Tabárez me hubiera hecho jugar hubiera sido peor, yo sabía que no iba a jugar. Si Tabárez me hubiera dicho de salir, igual ahora estaría lamentándome por una esquina", explicaba un "Luisito" que, a su vez, añadía que "sentía que estaba bien, pero no. Me estoy sintiendo mejor y ayer fue el mejor entrenamiento, pero es muy engañoso".

"Le pedí disculpas al Maestro porque no es lo que pienso"

Sobre su participación en el último partido que le queda a su selección, ya eliminada de la Copa América Centenario 2016, los barcelonistas podrían respirar tranquilos ya que lo más seguro es que no juegue. "No descarto jugar, pero tengo que esperar la tercera prueba para comprobar que la herida está curada. Este tercer partido era el que estaba previsto arriesgar, pero ahora, sabiendo que ya estás eliminado, es difícil que juegue", confesó. "Me gustaría jugar por orgullo, pero a la larga me puede pasar una mala pasada. Hasta que no tenga el visto bueno médico, no jugaré", declaró.

Finalmente, matizó las palabras críticas que su hermano Paulo había escrito a través de su cuenta de Twitter: "Lo de mi hermano lo quiero aclarar. Tengo una relación mínima. Hablo con él cada varios meses. Nadie de mi familia piensa así. Tiene que saber que es mi hermano y que cualquier cosa que diga puede ser pública. Le pedí disculpas al Maestro, porque no es lo que pienso. Tienes que estar al cien por cien y no puedes faltar al respeto a nadie".

Para concluir, Suárez volvió a mostrar su confianza total en Óscar Tabárez: "Estoy agradecido a Tabárez por lo que ha significado en mi carrera. Siempre me ha consultado todas las decisiones que iba a tomar y me ha hecho reaccionar en muchos momentos. Tenemos una identidad gracias a él".

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 26
Osasuna
FC Barcelona

Osasuna - FC Barcelona

Sábado, 6 de marzo de 2021 21:00h
Estadio El Sadar
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído