MUCHOS DIJERON 'NO' AL MADRID

Lopetegui, entrenador del Madrid por desesperación de Florentino

Lopetegui, nuevo técnico del Real Madrid
12/06/2018

Julen Lopetegui será el nuevo entrenador del Real Madrid, pero lo cierto es que hubieron muchos candidatos antes que el vasco para ocupar el banquillo blanco. La negativa de todos ellos precipitó la decisión de Florentino Pérez

Tras ganar la tercera Champions League consecutiva con el Real Madrid, Zinedine Zidane tomó la decisión de marcharse del equipo blanco. La decisión sorprendió a propios y a extraños, con Florentino Pérez a la cabeza. Fue entonces cuando el presidente de la entidad blanca activó la maquinaria para encontrarle un sustituto de garantías.

Muchos nombres surgieron en la lista de posibles relevos de 'Zizou' en el banquillo del Santiago Bernabéu. El problema es que todos ellos dijeron "no" a Florentino Pérez. Mauricio Pochettino fue el primero. Aunque el argentino siempre ha dicho lo supremo que sería entrenar al equipo blanco, su compromiso con el ambicioso proyecto del Tottenham se lo impidió.

A partir de ahí, muchos otros candidatos dieron también su negativa. Jürgen Klopp prefirió mantenerse firme en su experiencia en la Premier League con el Liverpool; Massiamiliano Allegri descartó la llamada del Real Madrid por entender que todavía le quedaba mucho por hacer en la Juventus; Antonio Conte y Joachim Löw tampoco aceptaron la propuesta blanca.

A Florentino Pérez se le acababan los futuribles para el banquillo e irremediablemente tuvo que decidirse por alguien. Ese alguien acabaría siendo Julen Lopetegui. Algo que pilló a todo el mundo por sorpresa, ya que acababa de renovar con la selección española por dos años más. La desesperación del presidente del Real Madrid acabó poniendo la propuesta en manos del vasco, que aceptó.

La trayectoria de Lopetegui

El Real Madrid ha apostado finalmente por pagar la cláusula de rescisión de Julen Lopetegui, que es de unos dos millones de euros. El vasco comenzó con dos fracasos como técnico: fue destituido por el Rayo Vallecano por su mala trayectoria en Segunda y se marchó del Real Madrid Castilla por no poder ascender al equipo.

Más tarde, llegó a las categorías inferiores de la selección española, ocupando el cargo de seleccionador sub-19 y sub-20, y tras los Juegos Olímpicos de 2012, de la selección sub-21. Después fue nombrado como técnico del Oporto, con el que no ganó títulos, y de la absoluta, sacando un balance de 14 victorias y 6 empates en sus 20 partidos.