El barça no tuvo en ningún momento el control del partido

Llega la primera crisis para el FC Barcelona de Luis Enrique

Llega la primera crisis para el FC Barcelona de Luis Enrique

Publicación:2/11/2014 - 19:00h

Actualización:

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Con dos derrotas consecutivas en Liga BBVA, el FC Barcelona parece estar atravesando la primera crisis desde que Luis Enrique llegó al banquillo. Contra el Celta los azulgranas pudieron marcar en varias ocasiones, pero faltó pólvora y no hubo centro del campo

"Llega una semana simpática", dijo Luis Enrique en rueda de prensa tras la nueva debacle del FC Barcelona en Liga, esta vez contra el Celta en el Camp Nou. No lo sabe bien. Las dos derrotas consecutivas en la competición doméstica podrían enviar al Barça, que llegaba el sábado líder en la clasificación, hasta la cuarta posición del campeonato.

Si pudieron verse algunos fantasmas en el empate ante el Málaga del pasado mes de septiembre y la derrota frente al PSG, Madrid y Celta han confirmado que este Barça todavía está a años luz de igualar -o acercarse- al nivel del conjunto que maravilló con Pep Guardiola en el banquillo e hizo las delicias del fútbol europeo.

La transición, de momento, no está siendo como se esperaba. El equipo empezó muy fuerte el campeonato encadenando varias victorias consecutivas -si bien es cierto que contra clubes de un nivel ostensiblemente inferior-, pero el paso de las semanas y la llegada de nuevos rivales cada vez más potentes han dejado entrever la realidad azulgrana: que ha cambiado algo respecto a la pasada temporada, pero tampoco demasiado. A los jugadores les está costando adaptarse a las nuevas estrategias de Luis Enrique y a veces llevan a cabo la presión ofensiva de forma descontrolada y totalmente irregular, sin recuperar el balón y permitiendo contraataques peligrosos.

Sigue faltando, además, profundidad en ataque. Los equipos ya saben cómo jugarle al Barça y los culés tienen siempre problemas para perforar los muros defensivos rivales, dado que los centros de Alves de poco sirven con la estatura de los atacantes azulgrana. Otro de los aspectos que el combinado culé debe mejorar, y mucho, es la movilidad sin balón. Suelen verse acciones en las que un mismo jugador necesita driblar dos y hasta tres veces para intentar crear peligro en la meta contraria, mientras que los pases al borde del área son demasiado estáticos, sin desmarques o las típicas paredes rápidas que caracterizaron al Barça de las seis copas en 2009.

No hay que alarmarse. A principios de noviembre no se decide nada, y aunque el FC Barcelona pueda acabar la jornada en quinta posición, todos los rivales estarán a uno, dos o tres puntos de diferencia y por lo tanto se les podrá dar caza cuando el equipo se haya recuperado del bache. Y para ello hará falta mucho trabajo y, sobre todo, mente fría para asimilar que con una plantilla que tiene a algunos de los mejores jugadores del mundo, tan sólo es cuestión de tiempo que carburen de nuevo. Luis Enrique, por su parte, deberá recapacitar y hacer todo lo posible por dar con la tecla. Y ante todo, no permitir que sus jugadores, campeones de todo en otra época, vuelvan a caer en el conformismo.


Carlos Domínguez
@CarlosDomnguez1


Próximo partido del FC Barcelona

Champions League | Vuelta
FC Barcelona
Nápoles

FC Barcelona - Nápoles

Sábado, 8 de agosto de 2020 21:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído