QUIEREN ELIMINAR AL LYON

Leo Messi y la plantilla del Barça se conjuran para la Champions

Leo Messi, conversando con Luis Suárez durante un entreno del Barça
12/03/2019

Con el reto inminente de eliminar al Olympique de Lyon en octavos de Champions League, Leo Messi liderará al FC Barcelona este miércoles en el Camp Nou. La plantilla ya se ha concienciado de que es uno de los partidos clave de la temporada

Leo Messi y el resto de sus compañeros lo tienen claro. No importan los buenos resultados cosechados en las últimas semanas, y que han servido para encarrilar la lucha por dos títulos, Copa del Rey y Liga Santander. Ahora toca mirar hacia adelante, y centrarse única y exclusivamente en superar al Olympique de Lyon para colocar al Barcelona en cuartos de final de la UEFA Champions League.

El 0-0 del partido de ida decepcionó al equipo, que se marchó de tierras francesas con un sabor agridulce por el hecho de haber disparado hasta 25 veces y, por unos motivos u otros, haberse quedado sin marcar. El FC Barcelona sabe que es un resultado peligroso para afrontar el partido de vuelta, especialmente si los de Bruno Génésio consiguen perforar la portería de Ter Stegen.

Pero hace unos meses, durante el Trofeo Joan Gamper 2018, Leo Messi ya dejó claro que esta temporada 2018-19 el Barça sacrificaría todas sus fuerzas para intentar conquistar la Champions League, sin dejar de lado tampoco el resto de títulos. Y ahora que ha llegado la hora de la verdad, la plantilla se ha conjurado en la última sesión de entrenamiento para no caer en la misma trampa del año pasado.

El Olympique de Lyon es un conjunto peligroso, y sobre todo cuando tiene la presencia de Fekir en punta para secundar a Memphis Depay. De centro del campo hacia adelante, jugadores como Ndombélé, Aouar y Moussa Dembélé son capaces de hacer mucho daño, por lo que el Barcelona deberá cortar de raíz las esperanzas del equipo galo en el Camp Nou.

Todo pasará por una salida en tromba del FC Barcelona, con una gran intensidad que sirva para agobiar al rival desde el minuto uno y encerrarlo en el área propia. Un gol tempranero ayudaría al Barcelona a encarar mejor el partido, con posibilidad de generar más espacios al contragolpe en el caso de obligar al Lyon a que abra líneas en busca del empate.

Motivación máxima en la plantilla del Barça

La clave de todo, en cualquier caso, pasará por que Leo Messi y el resto de 'cracks' del equipo estén afinados y con la inspiración suficiente como para regalar una noche grande al Camp Nou. El FC Barcelona sabe que media temporada pasa por lo que suceda este miércoles.

El objetivo es estar en el sorteo de cuartos de final del próximo viernes y, a partir de ahí, ya se verá si es posible llegar o no hasta la final. De lo que no hay ninguna duda, a día de hoy, es de que el Barça jugará a tope y con la moral alta la vuelta de octavos contra el Lyon.