GRAN ARGUMENTO CONTRA EL CHELSEA

Suárez quiere solucionar sus cuentas pendientes con la Champions

Luis Suárez celebra un gol con el FC Barcelona
12/03/2018

Es una de las referencias ofensivas del FC Barcelona, pero esta temporada se le está resistiendo la Champions. Aprovechando su renovada inspiración anotadora, Luis Suárez quiere desquitarse contra el Chelsea, encarrilando el pase de los culés a cuartos

Los delanteros aportan mucho más, pero si les quitan el gol, es como si les faltara el aire. Luis Suárez sufrió durante varios meses por una inoportuna lesión que le alejó bastante de su mejor estado de forma, pero aunque ya ha recuperado el tino, sigue teniendo cuentas pendientes. Este miércoles intentará desquitarse en Europa.

Luis Suárez está de sequía en la Champions

En lo que va de temporada, el ariete uruguayo no ha traducido su rendimiento en cifras en la Champions, en la que ha jugado siete partidos sin marcar ningún tanto y dejando apenas una asistencia, un apartado en el que también ha sabido brillar desde su llegada al FC Barcelona.

Juventus, Sporting de Portugal, Olympiacos y Chelsea han salido vivos de sus cruces contra el de Salto, y sólo un pase definitivo a Leo Messi le hizo entrar en la estadística en la primera diana de los de Ernesto Valverde en la presente edición del torneo. La última vez que pudo celebrar fue hace justo un año, abriendo la lata en la histórica remontada contra el PSG.

Aunque es más habitual verle perforar las redes en LaLiga, en la que se ha convertido en un auténtico especialista, Suárez siempre ha sido relevante en los duelos internacionales, a lo largo de las cuatro campañas que suma como azulgrana. En su primer curso dejó 7 goles en 10 encuentros, en el segundo 8 en 9 participaciones y en el tercero 3 en otras 9 presencias.

Suárez no necesita marcar para brillar en el Barça

Como ya ha admitido en otras malas rachas, Luis Suárez sabe que el gol llegará, aunque puede estar muy tranquilo con su aportación al conjunto catalán. Más allá de sus registros, que son impresionantes, el trabajo del charrúa es indispensable para el funcionamiento del equipo, y más contando que se adapta a las peticiones del míster le toque donde le toque jugar.

Hoy en día, se antoja difícil entender el Barça de Leo Messi sin la garra de su delantero de referencia, que presiona, fija defensas, se desmarca y además de todo, marca y asiste. Pocos puntas hay en el mundo que sean tan completos como el azulgrana, y es por lo que si de momento no consigue anotar, todos le esperan. Y cuando toque celebrar, estarán a su lado.