DEMBÉLÉ, DIGNO HEREDERO DE NEYMAR

La 'MSD' será clave para los éxitos del Barcelona en esta campaña

La 'MSD' arrasó al Lyon
15/03/2019

En verano de 2017, el FC Barcelona perdió a Neymar, pero ahora Ousmane Dembélé está demostrando que es un digno sucesor del brasileño en el ataque azulgrana. Junto a Leo Messi y a Luis Suárez, forma un 'tridente' letal que será clave para los éxitos colectivos

Leo Messi y Luis Suárez siempre se han entendido a las mil maravillas. Desde la marcha de Neymar, andaban buscando a un jugador capaz de aportarles ese desequilibrio que ofrecía el brasileño. Con Ousmane Dembélé, parece que se vislumbra a un crack en potencia y, a sus 21 años, se ha convertido en una pieza clave.

El FC Barcelona puede respirar tranquilo: tiene nuevo tridente. La 'MSD' viene pisando fuerte y lo volvió a demostrar contra el Olympique de Lyon en un partido en el que Messi marcó dos goles, Dembélé uno y Suárez, a pesar de no marcar, dio dos asistencias y fue prácticamente el mejor del equipo de Ernesto Valverde.

El argentino, el uruguayo y el francés forman un tridente ofensivo letal que poco tiene que envidiarle a la mítica 'MSN' de cuando Neymar era azulgrana. Ahora Dembélé ha entrado con fuerza para hacerse un hueco en el equipo a base de su velocidad, de su desequilibrio y de su capacidad de marcar goles desde cualquier posición y con las dos piernas.

Además, el francés se entiende a la perfección con Leo Messi. Su conexión funciona a las mil maravillas y es complementada con un Luis Suárez que, pese a que pasen los años, sigue reinventándose para seguir siendo uno de los mejores nueves del mundo. Tres jugadores para tres posiciones y una alianza clave para los éxitos colectivos.

La lesión de Dembélé, un bache importante

En el partido de Champions League contra el Olympique de Lyon, Ousmane Dembélé recayó de la lesión muscular que se había producido pocos días antes, contra el Rayo Vallecano en el partido de LaLiga Santander. El extremo francés podría pasarse un mes entero de baja, por lo que se perderá como mínimo cuatro partidos de la competición doméstica.

El 'mosquito' sí podría estar disponible para jugar el partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones, aunque su presencia en ese partido es duda y dependerá de la evolución de su lesión. Hasta entonces, Messi y Suárez se las tendrán que ingeniar sin su acompañante, al que Philippe Coutinho sustituirá.