EL MÉDICO DEL BAYERN MÚNICH ESTALLA

Müller-Wohlfahrt explica cómo 'sufrió' a Guardiola en el Bayern

Pep Guardiola, en una imagen de archivo con el Bayern Múnich
13/03/2018

El paso de Pep Guardiola por el Bayern Múnich no convenció a todo el mundo. 'Bild' ha publicado un extracto de la autobiografía publicada por el médico del Bayern y de la selección alemana, Müller-Wohlfahrt, en la que estalla contra el de Santpedor

Pep Guardiola es uno de los mejores entrenadores del mundo, pero su nivel de exigencia en ocasiones sobrepasa límites que algunos, como Müller-Wohlfahrt, no están dispuestos a tolerar. El diario 'Bild' ha publicado en las últimas horas un extracto de la autobiografía publicada por el médico del Bayern Múnich y la selección de Alemania, en el que desvela cómo llegó a 'sufrir' al de Santpedor en el club bávaro.

La relación entre Müller-Wohlfahrt y el antiguo entrenador del conjunto bávaro, Pep Guardiola, al parecer fue tan tensa que una tarde el médico explotó contra el de Santpedor. Así lo explica en el libro 'Ver con las manos: mi vida y mi medicina'. 

"Con Guardiola, el clima cambió en el Bayern y se hizo cada vez más claro que no confiaba en mí ni en mi equipo. Por un lado, no se interesaba por cuestiones médicas, pero luego exigía que realizáramos milagros. El primer día estuvo bien, el segundo también, pero en el tercero... ¿Qué está pasando aquí? Pensé que llegaba al mejor departamento médico del mundo y tenemos dos lesionados de larga duración que deberían haber estado recuperados tras el primer diagnóstico. ¿Qué pasa con eso?, me dijo en un tono agresivo y de reproche", narra en primera instancia el médico, explicando cómo fueron sus primeros contactos con el actual técnico del Manchester City.

"Guardiola parce vivir con un miedo permanente a la pérdida de poder y autoridad"

Pep Guardiola estaba en todo, y según Müller-Wohlfahrt en ocasiones se negaba incluso a valorar el trabajo realizado por los servicios médicos del conjunto bávaro. "Recuerdo una temporada con Heynckes en la que solo hubo tres lesiones musculares".

"Y no tiro de mi memoria ni de mi instinto, sino de las estadísticas oficiales del Elite Club Injury Study de la UEFA, donde el Bayern siempre estuvo entre los clubes con menos lesiones. Pero vino Guardiola (...). Simplemente no pude llegar a Guardiola con la forma en que pienso y trabajo. Incluso mis informes de jugadores lesionados no le interesaron. Cada vez que quería hablar con él, inmediatamente se daba la vuelta y se alejaba", destaca.

La tensión traspasó un límite para Müller-Wohlfahrt

Las tensiones entre ambos contendientes llegaron casi a las manos. "Guardiola y yo nos sentamos en la gran mesa, donde los jugadores desayunaban, con los platos aún en ella. Iba a ser una charla, y se convirtió en un escándalo. Perdí los estribos, le grité y luego golpeé mi puño en la mesa con tanta fuerza que los platos y tazas volaron. Por primera vez en todos estos años me volví ruidoso. No podía entender como un entrenador con los mismos años de edad que los que yo llevo trabajando para el Bayern, no prestase ninguna atención a mi experiencia", recuerda Wohlfahrt.

¿Acaso la voluntad de Guardiola de tenerlo todo bajo control se deba a sus posibles miedos? Según el médico del conjunto bávaro, así es. "Creo que Guardiola es una persona con poca confianza en sí mismo y que hace todo para disimularlo. Por eso parece vivir con un miedo permanente, no a las derrotas, sino a la pérdida de poder y autoridad".

¿Se ha calmado Guardiola en el Manchester City?

La cuestión es que Müller-Wohlfahrt llegó a dimitir como médico del Bayern Múnich después de dejarse la piel durante 38 años en el conjunto bávaro para intentar mantener un nivel de excelencia en lo que respecta a la salud de los jugadores de la plantilla.

Ahora, las cosas han cambiado. Pep Guardiola ya no está en Baviera, y al parecer no ha tenido hasta ahora demasiados problemas con los altos mandos de los servicios médicos del Manchester City. Teniendo en cuenta el carácter perfeccionista del de Santpedor, sin embargo, no puede descartarse nada de aquí a final de temporada, y tampoco de cara al próximo curso.