SORPRESÓN DEL GUINGAMP

Neymar no libra al PSG del ridículo: El colista de la Ligue 1 le echa de la Copa de la Liga (1-2)

Los jugadores del PSG protestan en un partido de Copa de la Liga
10/01/2019

Es el dominador absoluto en Francia, pero esta vez no se ha librado de la sorpresa. En el Parque de los Príncipes, el PSG ha caído eliminado de la Copa de la Liga por el Guingamp, colista de la Ligue 1 y que ha remontado un gol de Neymar en un duelo con tres penaltis a su favor

Está dando que hablar en el mercado de fichajes y su poder no tiene comparación en Francia, pero este jueves, en el Parque de los Príncipes, el Guingamp ha humanizado al PSG. En su propia casa, David ha derribado a Goliath, en un enfrentamiento loco en el que los locales han dominado pero los visitantes, gracias a su fe y a tres penaltis claros, han logrado dar la vuelta a la situación. De nada ha servido el tanto de Neymar.

Y es que con solo un vistazo a la clasificación de la Ligue 1 se puede entender la magnitud del tropiezo. Los hombres de Thomas Tuchel mandan en la tabla con 13 puntos de ventaja y dos partidos menos que un Lille que es su momentáneo principal perseguidor -porque el Olympique de Lyon también tiene un partido menos y podría superarle-, pero los de Jocelyn Gourvennec son colistas y están a siete puntos de la salvación. Hay 36 puntos (y otro partido pendiente para el campeón) de diferencia entre ambos.

Pero el fútbol son once contra once y sólo entiende de quién mete más balones en la red y esos fueron, sin duda alguna los del EAG. El recital de ocasiones de los 'bleus' en el primer tiempo no tuvo premio, y eso que Kylian Mbappé estrelló un intento en la madera en el minuto 3. El campo estaba volcado hacia la portería de Karl-Johan Johnsson, pero el primero en llevarse un susto fue Alphonse Areola.

El Guingamp, cuyas esperanzas se mantenían a base de contras, sacó petróleo de una internada en el área de Ludovic Blas, que recibió un pisotón de Thomas Meunier con el árbitro a escasos metros de distancia. No iba a ser este el principio de la película, porque Marcus Thuram, hijo del mítico Lilian, pidió y falló la pena máxima, y dos minutos después quien anotó fue Neymar. El italo-francés quiso poner el balón en la escuadra y lo colocó en las nubes, mientras que el brasileño remató de cabeza un envío perfecto del lateral belga, que enmendó de forma inmediata su error anterior.

Pero cuando todo apuntaba a otro día más en la oficina de los parisinos, se montó la revolución, con dos penaltis claros más que iban a decantar la balanza. Tras consultar el VAR, el trencilla castigó el derribo de Juan Bernat a Marcus Coco, y esta vez Yeni N'Gbakoto no falló. En la última jugada del encuentro, esta vez fue Thuram quien recibió una zancadillla de Thilo Kehrer, reclamó el lanzamiento y llevó al éxtasis a los suyos. Batacazo de campeonato.

El PSG falla un título 'cantado' y sigue mirando a la Champions

De esta forma, el PSG pierde un título que había ganado en las últimas cinco ediciones, y sigue mirando a la Champions mientras sobresale en el resto de sus obligaciones. Muy mal se le tiene que dar para no conquistar el doblete de liga y Copa de Francia, aunque todos lo cambiarían por la corona europea, una obsesión que guía a este macro proyecto y que todavía está pendiente. Habrá que ver si este año es el que toca, aunque las perspectivas no son halagüeñas.